Zumby Pixel

PARA TI

En el marco del “Día de la mujer” próximo a celebrarse, estaremos dedicando nuestra columna durante todo este mes, a mujeres admirables de nuestro estado

Publicado 04 marzo 2018 el 04 de Marzo de 2018

por

POR: MARTHA ELSA DURAZZO

En el marco del “Día de la mujer” próximo a celebrarse, estaremos dedicando nuestra columna durante todo este mes, a mujeres admirables de nuestro estado que enriquecen con su acervo cultural nuestro inclusivo grupo de Escritores Veracruzanos A.C. Escritoras que han ido cultivando y enriqueciendo día a día su calidad literaria, y que ahora les compartiremos para nuestro deleite.

Gracias al espacio que nos brinda El Dictamen Decano de la prensa Nacional:

Martha Elsa Durazzo M .

Hasta la Próxima D.M.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Poeta, extiende la mano que emprender el camino quiero

encienda tu voz

la llama que inundarme desea

Tu canto y poemas dame

Míos son…

Tú lo enunciaste

Enciende pronto tu voz

se reunieron las agujas del reloj

La flama que me nutre devora

consume cualquier intromisión

Ay, de mí… No sé si de ti quiero acordarme en el prismático arco iris

que vertieron las aguas del océano al espacio mío

Vuelvo un momento a la dulzura…

Suelo ser viento y fuego

pero tu voz insiste en tocarme

Hoy, te lo permitiré…

Abandono la destellante armadura que esta sensibilidad cubre

y describo las gotas de lluvia

estrellándose en mi ventana

sinfonías del interior de un alma

Ven, extiende tu mano…

porque recorreré senderos y caminos

Aún es tiempo…

Resuenen los orientales aires de Ravel el Bolero

he de bailar

danzar incansable e inalcanzable

sagradas melodías…

Música, música

arribas a mi alma

perenne sincera rítmica compañera

¿Nos hace falta alguien?

Clamaré hasta el infinito

pediré escuchar el movimiento primero

de la Sinfonía No 1 de Tchaikovsky en un Do mayor sostenido

Mis manos retomarán los ritmos

creativa fuerza

ni siquiera sé

si para algo más

sabré existir

Toma este brazo poeta

Aún es tiempo

Me convocan el ritmo

el cuaderno pautado

El sonido se recrea con las teclas

ah… así, algún día quiero morir

Y no sé

realmente

si

a

la música y a mí

nadie no es menester.

Así

solo

así

he vivido

Solo así he de morir.

 

Martha Durazzo

********************************************************

REVOLOTEO

Quiero acurrucarme en la curva de tu cuello

sentir tu aliento en el caracol de mi oído

enredarte con los rizos de mi cabello anudado

escuchar tu respiración agitada

saber que te estremece sentirme cerca de ti

soltar los prejuicios que nada saben de amar

humedecernos con tan solo imaginarnos

repetirlo una y otra vez,

crear besos en el aire

acomodar tu cabeza junto a la mía

seguir soñando

quedarnos en ese sueño,

fundirnos;

sabiendo aún, que pronto despertaremos

y seguiremos así toda una vida…

Arely Huber

**************************************************

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTOY

Estoy dentro de una perla

en lo profundo del mar,

inmóvil, plácida, serena,

anillos de agua me protegen.

Estoy en una flor escarlata,

de frágiles latidos

y  pétalos de sangre

que teme ser deshojada.

Estoy en el puño de Dios,

por su amor sostenida,

esperando el sombrío día,

cuando al polvo me retorne.

Estoy dentro de un diamante

entre secretos destellos,

evitando hacer el viaje

a la mansión de la muerte.

Lucía Priego

***********************************************************

PEREGRINA

En las hojas de un libro desleído

Escribiré tu nombre peregrina

Entre miles de letras perfumadas

Con tinta indeleble ennegrecida.

Como fruta de verano ardiente

Probé la fruta de tus labios maduros

Y derramaste tu sensual tibieza

En un beso de miel, lirio dormido

Ya no te quejes más, amada mía

Que la sed derramada es recibida

En el búcaro de sangre de la especie

Que retoña y alimenta cada día

El prodigio que revienta la semilla,

Y le abre el vientre inmaculado y tibio,

Vertedero de luces perfumadas,

Sagrada plenitud de tu embarazo,

Que expulsa al mundo

Al inocente verbo

Que un milagro de Dios

Pone a resguardo.

Por eso escribiré tu nombre peregrina,

Entre miles de letras perfumadas.

Alma González Herrera

- US -