Zumby Pixel

La generación privilegiada

Por: Lic. Guillermo Ingram
La generación privilegiada

Publicado Hace 4 horas el 15 de Marzo de 2018

por

Sin duda alguna, estar vivo es un tremendo privilegio y si a esto le agregamos todas esas magníficas circunstancias que influyeron en el desarrollo integral de algunos de esos que aún estamos vivos, tales seres ¡Somos!, amén de suertudotes, gente privilegiada.

No obstante en otras ocasiones he mencionado lo afortunada que es mi generación, ayer precisamente estaba pensando (a veces se me da este prodigio) sobre todo el espantoso asunto por el que ahora atraviesa el país (¡Y el mundo!), que ha sido prácticamente la manera en cómo han vivido ya varias generaciones, y de inmediato apelé a las características que rodearon a quienes nacimos entre finales de los cuarenta y principios de los sesentas (yo soy del 54, o sea, nací en el mero momento bueno) del siglo pasado, y bueno, tal suceso, no obstante no ha impedido el paso del tiempo en la anatomía de los privilegiados, en lo que respecta a mente, creo todos nos sentimos como de 30 años de edad.

Nacimos en un momento de grandes avances en la medicina, entre ellos, el descubrimiento de los antibióticos y ni se diga que ya estaba en pleno la vacuna contra la polio. El mundo comenzó un despertar en todos los órdenes que nos tocó a nosotros disfrutarlos y beneficiarnos de ello.

GOZAMOS DE LAS BUENAS POLÍTICAS DE ADOLFO EL GRANDE, EL JOVEN Y DE DON GUS

En lo que respecta a nuestro país, sobre todo por las acciones llevadas a cabo por Don Adolfo Ruiz Cortines, cuando Presidente, el Sector Salud Nacional hizo una súper chamba, que todavía llegó hasta bien entrada la década de los sesentas, si no es que en toda la década. Por ejemplo, ustedes, que son más o menos de mi edad, deben recordar cómo cada año a la hora de las inscripciones en la prepa, teníamos que ir TODOS, sin excepción, al Catastro Torácico y al Centro de Salud a “sacarnos sangre”, con ello, muchos jóvenes que habrían muerto irremisiblemente de tuberculosis o de alguna enfermedad que se detectaba entonces por el análisis sanguíneo, lo evitaron, como incluso también el contagio a otros alumnos. Esta acción fue de mucha importancia para la erradicación de enfermedades, pues que yo me acuerde, ninguno de mis compañeros, amigos o conocidos murió de alguna enfermedad rara, y simplemente ¡No se murieron! Ahora, claro, por motivos del factor tiempo ¡Algunos han marchado!, pero, de niños o jóvenes ¡Cero deceso!

MÉXICO, GRACIAS A LAS ACCIONES DE LOS ADOLFOS Y DON GUS, TODAVÍA TENÍA ESTABILIDAD

Ahora, en materia de avance económico en el país, ahí tenemos que cuando salimos de la Universidad ¡Todos encontramos acomodo! O sea ¡Trabajo! Había fuentes laborales en el país y pudimos, no sólo acomodarnos ¡Sino desarrollarnos!

Hoy, que estamos ya en la línea de fuego, con todo y la bola de achaques que tenemos por el factor edad, gracias a Dios ahí la llevamos, entre tomando pastillas para la presión y “una que otra dolencia”, pero, estamos firmes. Por lo tanto, los planes de salud desarrollados en aquellos ayeres por Don Adolfo, seguidos por Don Adolfo López Mateos y Don Gus, hoy estamos, como dijera Don Fidel Velázquez ¡Cómo rifles! ¡Chamacones!

ESTAS POBRES GENERACIONES QUE A PESAR DE LUCHAR, NO VEN HORIZONTE ALGUNO

Hoy, es lamentable ver cómo las generaciones de sobrinos, sobrinos nietos; así como los jóvenes descendientes, familiares de nuestros amigos de toda la vida, traen broncas tremendas para conseguir colocación y sobre todo desarrollarse dentro de las disciplinas de las carreras que estudiaron; y tienen que terminar aceptando trabajos en condiciones nada halagüeñas, pero, eso es el resultado de las pésimas políticas llevadas a cabo desde Luis Echeverría y que ahora, como a nadie se le ocurrió corregirlas en su momento, han detonado de manera harto dramática y ahí están los resultados: un país totalmente vendido, totalmente desnacionalizado, en donde hasta el agua nos la venden extranjeros ¡Y nos la cobran cara!, a pesar de que es mexicana.

OJALÁ A ALGUIEN SE LE PRENDA LA LÁMPARA

Pero en fin, esperemos que aquellos con poder de decisión lleguen a hacer las cosas bien para beneficio colectivo de las nuevas generaciones de mexicanos, con la finalidad de que no se lleguen a sentir extranjeros en su mismo país o, considerarse ciudadanos de quinta, en virtud a que se siguen aplicando políticas que no van en beneficio de la colectividad, sino de unos cuantos privilegiados que se han apoderado del control de todo y a la gran mayoría de mexicanos ahora los tratan como si de peones encasillados se tratara.

NI SIQUIERA HAY EL CONSUELO DE JALAR PARA LOS “JUNAIS”

Con el agravante ahora, de que con el loco del Trumpas en los EUA, se radicalizaron las posibilidades de que los jóvenes huyan para allá.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

US - US -