Zumby Pixel

Revela Santiago Nieto amenazas por parte del gobierno para su destitución

El extitular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) reveló que fue amenazado y sobornado para callarlo.

Publicado 15 marzo 2018 el 15 de Marzo de 2018

por

Santiago Nieto Castillo, extitular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) reveló que tras su destitución de la dependencia, un “alto funcionario” de la Secretaría de Gobernación (Segob) le ofreció dinero a cambio de su silencio y que ha sido amenazado mediante mensajes de un usuario de Telegram llamado “La muerte te sigue”.

“Intentaron comprarme para que guardara silencio”, reveló Santiago Nieto al periodista Juan Montes, del periódico estadounidense The Wall Street Journal, en la primera entrevista que da desde su despido. “Acabo de responder: ‘Lo siento, pero no puedo recibir dinero de Peña Nieto’”.

Padres de los 43 de Ayotzinapa alertan intento de Peña por “reeditar la verdad histórica” y cerrar el caso

PGR no ejercerá acción penal contra César Duarte

Estas revelaciones al diario estadunidense The Wall Street Journal al que le dijo que está dispuesto a hablar pues teme por su vida y la de sus dos hijas adolescentes y añadió que ya ha reportado los mensajes intimidatorios a la Procuraduría General de la República (PGR).

El exfiscal admitió haber cometido un error al divulgar información sobre la investigación contra Emilio Lozoya en una entrevista con el diario Reforma y al mencionar que el exdirector de Pemex le había pedido que dejara el caso en una carta que luego fue publicada por el propio Lozoya.

Sin embargo, afirmó Nieto Castillo, la polémica sobre la carta fue sólo parte de un esfuerzo mucho más amplio para echarlo del cargo por ser un fiscal incómodo para el gobierno del presidente Peña Nieto.

El funcionario que lo buscó para ofrecerle el dinero, según WSJ, fue Jorge Márquez, quien ya no trabaja en el Gobierno federal y que sería uno de los hombres más cercanos de Miguel Ángel Osorio Chong.

En México, los más grandes casos de corrupción no son investigados por la Procuraduría. Eugenio Hernández, ex Gobernador del PRI, fue detenido por autoridades de Tamaulipas, mientras que uno de los más escandalosos casos de corrupción, el de César Duarte en Chihuahua, lo conduce la autoridad de esa entidad. El ex Gobernador Javier Duarte de Ochoa fue detenido en Guatemala por la Interpol. El ex mandatario Roberto Borge cayó en manos de las autoridades de Panamá. El ex Gobernador tamaulipeco Tomás Yarrington fue detenido en Italia.Todos llegaron al poder gracias al PRI. Todos están acusados por corrupción, desvío de recursos públicos y/o nexos con el crimen organizado.

México es el único país que no ha detenido a nadie por el escándalo de Odebrecht, que manchó a 20 países de corrupción. Emilio Lozoya, un hombre cercano al Presidente, no ha sido detenido y los actores políticos de oposición dudan que se le arreste, a pesar de que fue señalado directamente por recibir millones de dólares de esa empresa brasileña para la campaña del PRI.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -