Zumby Pixel

¿Comerías tacos de carne de caballo? Aquí te decimos…

Con frecuencia reciben diversas sustancias químicas peligrosas para los humanos
Foto: Agencias

Publicado 26 marzo 2018 el 26 de Marzo de 2018

por

En al menos cinco entidades del país, incluida la Ciudad de México, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detectaron puntos de distribución de carne de caballo, cruda y procesada, etiquetada como carne de res.

De acuerdo con el Estudio del mercado de carne de caballo en México y pruebas de ADN, publicado por Human Society International (HSI) y realizado por la máxima casa de estudios, se encontraron altos niveles de clembuterol —fármaco utilizado para favorecer el crecimiento muscular— en algunas muestras de carne cruda.

Este medicamento, señala la organización en un comunicado, no está aprobado para utilizarse en animales criados para consumo humano debido a los daños al organismo que puede ocasionar. Además de que está sustancia se encuentra prohibida por la Norma Oficial Mexicana (NOM).

Como parte de la investigación, se recolectaron muestras de carne de 157 comercios en Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Ciudad de México, Pachuca y San Vicente Chicoloapan.

Los resultados de laboratorio arrojaron que en más de 40 de las muestras examinadas se obtuvieron resultados positivos para carne de caballo. Los investigadores, también, analizaron la presencia de clembuterol en 29 de las muestras que dieron positivo para carne de equino.

La mayoría de los vendedores encuestados no estaban enterados de la presencia de carne de caballo en los productos cárnicos que vendían.

“Los resultados muestran que es importante que los consumidores se den cuenta de que la etiqueta incorrecta de la carne puede ocurrir y ser peligrosa para su salud, especialmente porque la mayoría de los proveedores encuestados desconocían que vendían carne de caballo como carne”, señala Anton Aguilar García, director de HSI/México.

Por su parte, el secretario de Salud, Armando Ahued, dijo que pese a tratarse de un engaño y aunque no está regulada para la preparación de alimentos, su consumo no genera daños a la salud de las personas.

“Alguien que come carne de caballo no tiene ningún problema de salud, simplemente está consumiendo un producto no autorizado para consumo humano y hay un engaño”, armó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

 

GB - GB -