Zumby Pixel

Por fin rompieron la maldición

Doce jornadas después los Tiburones Rojos consiguieron su primera victoria en el "Pirata" Fuente.
Foto: Mexsport

Publicado 19 marzo 2018 el 19 de Marzo de 2018

por

La maldición de no ganar en casa por fin llegó a su fin. Fue hasta la jornada 12 y en el sexto partido como local, que los Tiburones le regalaron la primera alegría a los aficionados que cada 15 días se dan cita en el “Pirata” Fuente.

Y es que pese a lo que se tenía programado antes del torneo, Los escualos no habían podido hacer pesar su casa y las únicas victorias se consiguieron de visitante.

De hecho la última victoria que lograron los Tiburones en casa fue en la fecha 11 del torneo pasado. El 26 de septiembre del 2017 los locales derrotaron 2-1 a Monarcas, es decir tuvieron que pasar casi 6 meses para volver a la senda de la victoria en “El Pirata.

En el primer partido de local el 14 de enero ante Monterrey, los subcampeones que no venían en su mejor forma se alzaron con el triunfo con un 2-0 contundente.

El siguiente encuentro fue contra el hoy líder del torneo Santos en la Jornada 4 , en donde los Tiburones sumaron su primer punto de local al rescatar un empate 1-1.

El 11 de febrero en su tercer encuentro de local en la jornada 6 los dirigidos por Guillermo Vázquez sufrieron otros descalabro ahora ante Pachuca. El marcador fue 0-1 y la paciencia de los aficionados comenzó a desaparecer.

“Sentí al equipo dando ese extra”: Guillermo Vázquez

GALERÍA: Las mejores imágenes del Tiburones contra Atlas

Llegó la jornada doble y en la 7 los Tiburones dieron la campanada al derrotar en ese momento al líder del torneo, Pumas en CU 2-1. El siguiente partido era contra el América en casa y pese a que Veracruz tomó la ventaja, un gol en el tiempo añadido del América impidió la primera victoria de local en el torneo.

Después llegó el campeón Tigres. La consigna era ganar sin importar la manera. La obligación era tal que el propio dueño de los Tiburones prometió que en caso de no ganar ante el equipo felino el próximo partido de local, que sería contra el Atlas sería totalmente gratuito. Pese al impetu del equipo, el equipo regio fue mejor y capitalizó los errores locales para llevarse la victoria.

Y fue hasta la jornada 12, en un triunfo que no estuvo exento de sufrimiento que los Tiburones volvieron a la vida y consiguieron un triunfo que los mantiene con posibilidades matemáticas de salvarse al derrotar 3-1 al Atlas, rival directo en la lucha por no descender.

La maldición por fin se rompió solo falta ver si el efecto alcanza para las próximas jornadas cuando le toque recibir a Xolos (1 de abril) León (15 de abril) y Cruz Azul (29 de abril).

Síguenos en Twitter @ElDictamen

US - US -