Zumby Pixel

Lolita, una pequeña gran campeona

Dolores Hernández se ha convertido en uno de los referentes de los clavados en México y una de las cartas fuertes del país para pelear por una medalla en Tokio 2020.
Foto: Mexsport

Publicado 08 marzo 2018 el 08 de Marzo de 2018

por

Julio Mora Olivo / El Dictamen

Tiene 20 años de edad pero su sonrisa la hace lucir más pequeña, sin embargo esta joven ha dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad en el deporte nacional.

Dolores Hernández Monzón, mejor conocida como “Lolita” es una clavadista veracruzana que ya ha puesto en alto el nombre del estado y de México a nivel internacional.

Desde temprana edad comenzó a practicar la natación y de pronto dio el brinco a la disciplina de clavados en donde se enamoró de esta disciplina hasta convertirse en referencia a nivel internacional.

Lolita conversó con EL Dictamen Deportes a su regreso del Gran Prix de Alemania en donde consiguió dos medallas: una de plata en el trampolín de 3 metros y un bronce haciendo pareja con Jahir Ocampo en sincronizados mixtos.

“soy orgullosamente veracruzana, esta ciudad es mi favorita del país, me gusta mucho la comida y la cultura, y hay muchas cosas que no ves en otros lados y lo hace muy especial”.

Lolita sabe que buena parte de su crecimiento estuvo relacionado con las mujeres con las que se rodeó. Tuvo la fortuna de que la medallista olímpica Paola Espinosa fuera su pareja en los pasados Juegos Olímpicos de Río. Si bien las medallas no llegaron, la experiencia de aprender de una de las deportistas más sobresalientes de México no tuvo precio. Y sabe que algún día ella deberá ocupar el lugar que dejará vacante Paola Espinosa.

En los Panamericanos de 2015 Lolita consiguió una presea junto a Paola Espinosa. Foto. Mexsport

 

Regresó a México con el equipo nacional y se enfoca en lo que está en puerta, “tenemos muchos objetivos para este 2018, y para eso vamos a trabajar mucho y esforzarnos bastante. Entrenar físicamente pero sobre todo mentalmente, yo creo es lo principal y lo más importante. Veo muy cerca Tokio 2020, es el objetivo principal, para mí individualmente es un objetivo agarrar una medalla olímpica y espero que si se logre”.

Previo a los JO, obviamente lo primero que se viene después del Gran Prix de Alemania, están los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, y sólo se concentrará en su especialidad de tres metros trampolín.

La clavadista olímpica aseguró que “todos los veracruzanos somos reconocidos y en las competencias tenemos buenos resultados, Veracruz cada vez va subiendo de nivel deportivamente, eso es bueno. Se ha demostrado en las competencias internacionales que México es un buen país para los clavados y creo que cada vez vamos subiendo de nivel”.

Hablar de Dolores Hernández, es hablar de una pequeña que empezó en la escuela de Leyes de Reforma, misma que inició Francisco Rueda y Laura Sánchez, y ahí empezó todo, ganando las Olimpiadas Estatal y después las Nacionales, hasta llegar a lo que es ahora, campeones mundiales y olímpicos.

 

“LOLITA” HA LOGRADOS DOS PLAZAS OLIMPICAS

Hernández Monzón logró plaza olímpica para Río de Janeiro 2016, el 22 de febrero del 2016, al ubicarse en séptimo lugar de la ronda preliminar y avanzar así a la Semifinal de Trampolín 3 metros en el Mundial de Clavados, que se realizó precisamente en esa ciudad brasileña.

Lolita sumó 321.70 unidades por arriba de la también mexicana Melany Hernández, quien al concluir en quinceavo sitio ganó una segunda plaza olímpica para el país.

Con esto, la disciplina de clavados igualó las 11 plazas conseguidas hace cuatro años para Londres 2012, que es el máximo histórico para este deporte.

Lolita ha sido un referente en la disciplina de clavados. Foto: Mexsport

Cabe recordar que en la Copa del Mundo Londres 2012, Hernández Monzón también conquistó para México un lugar a los Olímpicos, aunque tras el selectivo para definir a la representante nacional, fue superada por Arantxa Chávez.

“JUEGOS OLÍMPICOS ES UNA EXPERIENCIA QUE NUNCA VOY A OLVIDAR”

“Yo esperaba estar en la final, pero los nervios a veces hacen malas jugadas. Sin embargo, saber que ya estuve en unos Olímpicos es un logro para mí. A pesar de enfrentarme contra las mismas clavadistas, en una competencia así se vive un ambiente muy diferente, es otro tipo de mentalidad y es una experiencia que nunca voy a olvidad”, recordó.

Dolores, quien se clasificó a la semifinal dentro de las 18 mejores clavadistas, aceptó que el clavado de tres y media vueltas al frente en posición B estuvo cerca de acabar con su sueño de forma prematura. “Pensé que no iba a pasar, es el clavado que tiene mayor grado de dificultad de toda mi serie y creo que me hace falta ser más constante al llegar al trampolín para tener más impulso”.

Respecto de su participación en la semifinal, destacó que faltó centrarse en lo que tenía que hacer; “yo creo que porque estaba nerviosa intenté como distraerme un poquito pero no me ayudó tanto, tuve que haberme concentrado más aunque estuviera nerviosa y eso fue lo que más aprendí”.

Señaló que Río 2016 le sirvió mucho como experiencia para ver en qué nivel está, “y para tener un poco más controladas las otras competencias que son no de menos nivel pero sin tanta tensión”.

Su participación en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, donde se ubicó en decimosexto lugar de la prueba de trampolín de 3 metros, y su experiencia internacional en la Copa Mundial y las series mundiales, fueron los méritos que el jurado tomó en cuenta para otorgarle la distinción, tras las conquistadas en 2012 y 2014.

 

GANADORA DEL PRIMERO ESTATAL DEL DEPORTES POR TRES OCASIONES

Ser una vez más la ganadora del Premio Estatal del Deporte es motivo de orgullo y la compromete a seguir dando buenos resultados para Veracruz.

Tras recibir el galardón por tercera ocasión en su trayectoria, tras los conquistados en 2012 ,2014 y 2016, afirmó que este año significó un gran ciclo deportivo, que coronó con su primera participación en Juegos Olímpicos.

“Es una competencia muy diferente a las demás, la presión es mayor; llegas y te das cuenta que todas van en su mejor momento y que tú también debes estar al máximo; entonces sí fue una gran experiencia y tomo muchas cosas buenas de ahí”.

El tercer año que consiguió ganar fue compartido con la directora del IVD, “Ángeles Ortiz; eso me motiva más para echarle ganas y seguir dando resultados para Veracruz”.

La joven destacó que es un honor compartir el galardón con Ortiz Hernández, campeona mundial y paralímpica, con quien en fechas recientes tuvo la oportunidad de convivir. “Es una atleta internacional a la que respeto mucho y siento que ella también me respeta”.

Aseguró que esta distinción la compromete a seguir dando el 100 por ciento en cada entrenamiento y competencia. “Es una responsabilidad grande y un honor saber que todos estos esfuerzos dieron frutos”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

 

 

US - US -