Zumby Pixel

Hace 10 años… el partido “inolvidable” contra Haití por el pase a Olímpicos

En aquel 16 de marzo del 2008 México necesitaba ganar el partido por diferencia de seis goles y lo impensado ocurrió, se consumó un fracaso que difícilmente se olvidará.

Publicado 16 marzo 2018 el 16 de Marzo de 2018

por

Sin duda, uno de los partidos de la selección mexicana más recordados, por lo menos recientemente, es aquel partido en el torneo preolímpico de 2008 rumbo a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, en el que México ganó 5-1 al la selección de Haití, no obstante, no se logró la clasificación a los JJOO y se consumó uno de los fracasos más marcados del futbol mexicano.

 No se consiguió avanzar ni siquiera a la fase de Semifinales en el Torneo Preolímpico; el Tri se quedó a un gol de avanzar a las Semifinales por lo que terminó como uno de los dos peores equipo del sector 2 con cuatro puntos. Al no haber ganado en sus primeros dos juegos, México debía derrotar a Haití forzosamente si pretendía avanzar, y hacerlo con seis goles de diferencia para tener mejor promedio de goles que Canadá.

Si debiéramos definir el partido con una palabra, sería: increíble, la Selección no pudo concretar al menos, sin caer en exageración, 10 oportunidades claras de gol, Luis Ángel Landín, César Villaluz y Santiago Fernández fueron los principales actores de aquella avalancha de fallos a diestra y siniestra sobre el arco del equipo caribeño.

Santiago Fernández, uno de los más “recordados” de aquella noche.

 Haití jugaba con nueve elementos, se veían acabados física y sobre todo anímicamente, el plato estaba servido, ¿qué podría salir mal?. Esa fue la quinta ocasión en que México se quedó fuera de unos Juegos Olímpicos; la última vez había sido en la eliminatoria rumbo a Sydney 2000, en Hershey, Pennsylvania.

Hugo Sánchez quien había sido presentado como Director Técnico de la Selección Nacional en noviembre de 2006, había sido duramente criticado hasta ese entonces por no haber ganado la Copa Oro, que tuvo como consecuencia no haber asistido a la Copa Confederaciones.

 

Pero esto, rozó lo vergonzoso, está claro que se puede perder, pero aún para perder se necesita tener forma de perder, lo de aquel domingo 16 de marzo, fue inaudito, por el rival que había enfrente, por la condiciones del estadio, por la diferencia de “calidad” en los jugadores de ambas plantillas, etc, por donde se le viera, México era infinitamente superior y debería haber conseguido esos 6 goles de diferencia sin problema alguno.

En aquella Selección Mexicana Sub-23 estuvieron presentes jugadores que fueron campeones en el Mundial Sub-17 en Perú 2005 como César Villaluz, Enrique Esqueda, Juan Carlos Silva, Patricio Araujo y Edgar Andrade.

Al final, ese fracaso de partido terminó ‘borrando’ la carrera de varios futbolistas incluso de Hugo Sánchez, ese fracaso de partido nos hizo recordar que: “Esto es futbol y puede pasar cualquier cosa.”

 

Les dejamos el resumen del partidito con la épica narración de Christian Martinoli y Luis García para recordar:

Síguenos en Twitter @ElDictamen