Zumby Pixel

Colonos del centro de Veracruz protestan contra fábrica de cerveza artesanal

La molestia presenta dinámica creciente hasta llegar a superar el grado de tolerancia al sostener esa "pesadilla" desde las 7 a 22 horas, afectación colectiva de manera continua.
Vecinos protestan por instalación de fábrica de cerveza artesanal en pleno Centro Histórico de la ciudad. Foto: Manuel Pérez

Publicado 24 marzo 2018 el 24 de Marzo de 2018

por

  • Desechos tóxicos que afecta a quienes viven en Emparan entre Hidalgo y Bravo
  • Insoportable el ruido sostenido 17 horas continuas en pleno Centro Histórico

Mario Vázquez Sandoval 
Los vecinos asentamos en la calle de Emparan entre Hidalgo y Bravo elevaron su protesta ante autoridades municipales, sanitarias y del medio ambiente por el ruido insoportable y desecho de productos tóxicos, consecuencia de operación del equipo de fábrica de cerveza artesanal.

La molestia presenta dinámica creciente hasta llegar a superar el grado de tolerancia al sostener esa “pesadilla” desde las 7 a 22 horas, afectación colectiva de manera continua. Urge corrección de la irregularidad con autorización de actividades industriales en zona residencial, densamente poblada.

Entrevistados en café del Malecón del Paseo, los señores Ernesto Villasis Pinto, Reynalda Hernández Silva, Bernardino Bocarando Sánchez, Juan Carlos Galindo Cantarell, Guadalupe Marín Sandoval, Griselda Malpica de Rivera, Andrés Rivera Domínguez, Irma Isabel Soriano Estrada María Xóchitl Vignola Visiconte y Narey Méndez Hernández, revelaron la situación presentada de un tres meses a la fecha. En principio, el local permanecía cerrado; pero en los últimos ocho días abrieron espacio a la estructura en la parte superior y, a partir de ese momento entraron en crisis de ruido, aumento gradual hasta llegar al extremo referido.

Cabe señalar, pidieron los agraviados, en esa área de influencia funciona el Centro Lingüístico Interamericano A.C., con matrícula de 1100 alumnos, con predominio de niños, los cuales son sometidos a carga excesiva de estrés por el ruido de intensidad extrema, pierden concentración en los estudios. Lo mismo sucede con personas de la tercera edad necesitadas de ambiente sereno propio del descanso efectivo. En el ritmo a la alza de estridencia desprendida, dijeron los informantes se corre el riesgo de caer en el abuso de activar los compresores las 24 horas del día y noche.

Al ruido agregan vibraciones en paredes de viviendas, olores de gas quemado, combinación nociva causa de dolores de cabeza. Bienvenida esta actividad industrial, en este caso la cerveza artesanal, pero los empresarios deberán seleccionar puntos adecuados sin ocasionar el caos en la comunidad. Más adelante seguiría escasez de agua por resultar alto consumidor del vital líquido, averías en el drenaje, entre otros pasivos innecesarios.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -