Zumby Pixel

Mujeres discapacitadas sufren discriminación

La profesora Yolanda Pérez Cazarín aseguró que los fuertes golpes que le ha dado la vida, no se comparan con la lucha que tiene que emprender diariamente, para exigir respeto
Yolanda Pérez Cazarín, Profesora. Foto: Alina Krauss.

Publicado 08 marzo 2018 el 08 de Marzo de 2018

por

Por: Flor de Jesús Meza Cano
A los 14 años de edad, una fuerte caída de una hamaca, le provocó el derrame del líquido sinovial de su rodilla derecha y por ello sus articulaciones ya no funcionaban adecuadamente.

Desde ese entonces, la profesora Yolanda Pérez Cazarín, caminaba apoyada en una muleta, sin embargo años después, el cáncer de mama, que le fue detectado durante el 2013, la obligó a utilizar una silla de ruedas.

Sin embargo, los fuertes golpes que le ha dado la vida, no se comparan con la lucha que tiene que emprender diariamente, para exigir el respeto de su prójimo.

“Yo siempre he sido una mujer muy guerrera, a los quince años de edad me independicé, porque mi familia sólo se concretó a que por mi discapacidad, me quedara en casa y me negué y empecé a trabajar, después de una operación que me realizaron y que me permitió caminar en una muleta”, comentó.

Pese a las campañas de concientización que se realizan, la vida de las personas que tienen alguna discapacidad física, sigue siendo complicada, debido a que se ha agudizado la discriminación y los malos tratos.

“Nuestra vida es difícil, debemos luchar para poder sobresalir y hemos demostrado que somos más capaces que las personas que están completas, hay personas que nos discriminan, hay gente que te ve feo, como si apestaras y nos rechazan”, comentó.

Además la infraestructura urbana, no permite su fácil traslado, debido a los hoyos que existen en las carpetas asfálticas.

Mientras que las rampas de minusválidos, en un gran porcentaje están mal construidas y no les permite un acceso fácil a las banquetas.

“En las calles hay muchos hoyos y no podemos andar, se descomponen las sillas y todo eso la autoridad no lo ve, si hay rampas, pero las hacen como puentes y una persona sola no puede subir, porque están muy empinadas, tenemos muchos reportes de gente que se ha accidentado, porque se caen al querer subir”, comentó.

Detalló que existe preocupación por la existencia de factores sociales, económicos y políticos, que son en México y en específico en Veracruz, como barreras que dificultan los derechos de las mujeres con discapacidad.

La profesora Yolanda Pérez Cazarín, tiene 14 años de ser viuda y está a punto de cumplir 69 años, el próximo 9 de abril.

Y pese a su discapacidad física, se siente una mujer bendecida por Dios y nunca se ha sentido menos que nadie.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -