Zumby Pixel

Al mercado laboral jóvenes con Síndrome de Down

Hoy Día Mundial del Síndrome de Down
Aldo Ramírez y Elsa Alvarado Foto: Alina Krauss

Publicado 21 marzo 2018 el 21 de Marzo de 2018

por

A través del proyecto “Chef Down” podrán trabajar en un restaurante

Iniciativa innovadora que apuesta por la inserción laboral

Aldo y Elsa no tienen límites en sus proyectos

Por: Flor de Jesús Meza Cano

Por primera vez en Veracruz, un total de 10 jóvenes con Síndrome de Down, fueron contratados para laborar en un restaurante de la conurbación Veracruz-Boca del Río, a través del proyecto denominado “Chef Down“, que tiene como objetivo contribuir a la integración social y laboral de las personas con discapacidad intelectual en el sector laboral y sensibilizar a la sociedad, sobre el tema.

Dicho proyecto, tendrá un doble impacto, por un lado, la inserción laboral de personas con dificultades de empleabilidad, y por otro, el impacto y sensibilización que supone la incorporación de trabajadores con discapacidad intelectual en lugares con gran afluencia, como los restaurantes.

Además se da respuesta a la demanda laboral, que existe en la entidad veracruzana, que gracias al interés de un sector de la población, logra que la inclusión, sea una realidad y no un discurso.

Además, ayuda a romper con ideas que impiden en muchos casos la incorporación laboral de personas con discapacidad intelectual, porque se tiene el estigma social que necesitan trabajar en centros específicos, necesitan ayuda para todo, son como niños mayores y que no saben comportarse de forma adecuada.

En el marco del “Día Mundial del Síndrome de Down“, la presidenta de la Fundación Síndrome de Down A.C., Carolina Perdomo Escobar, se congratuló de que seis de diez de los jóvenes contratados, formen parte de sus filas.

Explicó que se trata de Alberto, Jenny, Jair, Olivia, Monserrat y Jossy, cuya condición down, no ha sido impedimento para convertirse en un profesional en la gastronomía.

Hemos ganado muchos espacios como asociación civil, hemos demostrado que ellos pueden hacer muchas cosas, que ellos son capaces de hacer lo que se les ponga mientras se les enseñe, van a empezar a trabajar en una empresa“, comentó.

Al momento, los diez jóvenes se encuentran en capacitación y una vez que sea inaugurado el lugar, estarán laborando de manera formal.

El lugar se encuentra ubicado en la calle Pinzón entre Martí y Washington, de esta ciudad y que estará laborando de 8:00 de la mañana a 14:00 horas.

PROYECTO “CHEF DOWN”; ÚNICO EN VERACRUZ

Mario Alberto Carrillo, Chef Capacitador.
Foto: Alina Krauss

El Síndrome de Down, no es una enfermedad contagiosa, es una capacidad diferente únicamente. Por ello, son personas que pueden hacer de todo como cualquier otra persona.

El chef capacitador, Mario Alberto Carrillo, aseguró que “Chef Down“, es un proyecto único en Veracruz y su objetivo es demostrar que las personas con Síndrome de Down, mantienen una actitud envidiable, pues nunca se cansan y llegan todos los días muy felices a su trabajo.

“Será un lugar exclusivo, donde la inclusión se de realmente, ya que ellos tienen los mismos derechos para poder trabajar, yo creo que no es tanto que nosotros nos estemos dando la oportunidad, yo creo que ellos nos están dando la oportunidad a nosotros de conocerlos, de saber lo que son capaces, realmente es maravilloso trabajar con chicos con síndrome de down, porque ellos nunca se cansan, tienen la actitud más grande de trabajo, que cualquier otra persona, ellos vienen con todas las ganas todos los días, es más me siguen y dicen chef que hacemos, a que hora la comida”, comentó.

El chef capacitador, Mario Alberto Carrillo, con gran experiencia en el tema de la inclusión, sobre todo en lugares como Ciudad Juárez, Canadá y España, aseguró que los jóvenes down, son tratados de manera normal, muy similar a una persona que no sabe cocinar, debido a que cuentan con la capacidad y lo más importante, la actitud para hacer las cosas.

Los chicos down, no saben decir que no, por ello, el proyecto Chef Down, les pagará un sueldo similar al de una persona normal, de acuerdo al área que desempeñan, como meseros, hoster o anfitrión, cocina, cafetería, jugos y licuados.

Explicó que los chicos estarán laborando de 7:00 de la mañana a 15:00 horas.

“Ellos cortan, pican, fríen, hacen de todo y estarán laborando de 7:00 de la mañana a 15:00 horas, sin embargo hay unos que por la escuela, tienen que manejar otros horarios, sin embargo están conscientes de que es su trabajo y que tienen que cuidarlos”, comentó.

Los 10 jóvenes down, serán apoyados por los “Chicos Sombra”, que estarán ayudándolos en todo momento.

“Los comensales deberán acostumbrarse a este nuevo concepto, no desesperarse, saber que al acercarse a la mesa quieren platicar con ellos y a veces eso atrasa el servicio, se deben preparar para ir a un lugar especial, donde será atendido por gente especial”, comentó.

“Hay algunos que no tienen lenguaje, pero tienen otras capacidades y una actitud fabulosa, que llegas, te reciben y te tratan bien y otros que son más pausados y lentos, infantiles, sentimentales y que te agarran a abrazos o a besos”, comentó.

ALDO Y ELSA, JÓVENES QUE NO TIENEN LÍMITES

Elsa Olivia Alvarado, tiene 30 años de edad. No hace falta que lo diga, pues su complexión lo dice todo, está feliz de haber sido seleccionada, para laborar en el restaurante “CHEF DOWN”.

Gracias a sus padres, Juana y Julio César, estudió sistemas computacionales en el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial (CECATI) y Talleres de Cocina.

Y por primera vez, logrará desarrollarse en el área laboral, que la motiva mucho, porque ganará su propio dinero.
“Pos a echarle ganas y trabajar, ganar mucho dinero, para mis cosas y todo eso”, comentó.

Elsa Olivia, estará laborando en el área de cocina y estará atendiendo las mesas, pues le agrada tener contacto con la gente.

Asegura que los chilaquiles, es su platillo favorito a elaborar.

Entrevistada por EL DICTAMEN, Elsa Olivia, aseguró que es muy feliz y con su dinero, ayudará en los estudios a su hermana menor.

Si estoy feliz, ando contenta, feliz, tengo una hermana que se llama Fabiola, va en el Cetmar y soy mayor que ella“, comentó.

Por su parte, Aldo Ramírez, a sus 24 años, es un experto en la cocina y por ello, será la mano derecha del chef Mario.

A pesar de su dislexia, que no le permite comunicarse con claridad, Aldo se da a entender y suele ser muy aplicado en sus labores.

Su madre la señora Natividad Ramírez Flores, aseguró que Aldo es el más pequeño de sus cuatro hijos, tres mujeres que la han ayudado en su educación, luego de haber enviudado hace 14 años, cuando Aldo tenía tan solo 9 años.

Natividad Ramírez Flores.
Foto: Alina Krauss

A sus 60 años, la señora Natividad se siente satisfecha del trabajo logrado, debido a que Aldo, ya está ganando su propio dinero.

Cuenta como anécdota que cuando recibió alrededor de 110 pesos, le dijo “mamá agarra 50 pesos para la gasolina del carro”.

“Claro porque es un compromiso como cualquier centro laboral, no es un juego y casualmente voy a ver qué tan buena he sido en su educación y aquí lo vamos a desempeñar, yo luego lo platico con él, que cómo se siente, que le eche muchas ganas, porque es su primer paso y oportunidad”, comentó.

MÉXICO, SIN REGISTRO PRECISO DE PERSONAS CON SÍNDROME DE DOWN

En México se estima que uno de cada 650 a 700 recién nacidos tiene Síndrome de Down, pero no existe un registro público preciso de cuántos lo padecen o fallecen a causa de ello.

Durante el 2017, el Registro y Vigilancia Epidemiológica de Malformaciones Congénitas (RYVEMCE), ha manifestado que falta un seguimiento puntual a este tipo de casos.

Citó que en 1978 inició RYVEMCE en México y la información se obtiene de 21 hospitales en 11 ciudades de México, pero ésta sólo representa aproximadamente 3.5% de los nacimientos anuales en el país.

Los estudios referidos en la población mexicana tienen baja representatividad porque sus estimaciones corresponden a pequeñas poblaciones.

El RYVEMCE maneja información de prevalencia de males congénitos por causas específicas pero no tiene un indicador de prevalencia del total de males congénitos.

Durante el 2017, el llamado de la ONU, fue promover que las personas con Síndrome de Down, puedan expresarse, sean escuchadas e influyan en la política y acciones de gobierno.

Mientras que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), instó a los diferentes sectores involucrados en la inclusión de las personas con Síndrome de Down, a reforzar las acciones de toma de conciencia para eliminar las barreras culturales, actitudinales, de información y de comunicación que limitan su desarrollo con plenitud y el ejercicio efectivo de sus derechos humanos.

Las cifras de la Fundación John Langdon Down, resaltó que uno de cada 700 recién nacidos presenta síndrome de Down y de las 150 mil personas con esta condición, sólo 3% accede a una educación con apoyos.

Es decir que al año, nacerían entre tres mil y cinco mil niños el trasteo que se también se denomina trisomia 21.

La alteración genética fue descubierta en 1866 por John Langdon Down, y con el paso de los años se han desarrollado terapias específicas para estimular a las personas que la padecen.

Hoy 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down.

 

 

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- GB -