Zumby Pixel

Mazunte y el Hotel El Copal, ejemplos de turismo ecológico

Por: Blanca G. Villarello/El Dictamen

Publicado 05 febrero 2018 el 05 de Febrero de 2018

por

¡Qué sensación más bella! Me encanta cuando digo que vengo de MAZUNTE y nadie tiene ni la menor idea de dónde se encuentra ubicado; solo para que todos estemos en la misma línea, es un Pueblo Mágico (desde el año pasado) ubicado entre Puerto Escondido y Huatulco, en el estado de OAXACA.

 

Nadie sabe exactamente de dónde proviene el nombre, pero es algo que tiene que ver con tortugas y estos intrigantes animales marinos, precisamente uno de los grandes espectáculos y razones por las que muchos amantes de la naturaleza vienen a este pequeño lugarcito, con la finalidad de experimentar el desove de las tortugas y la liberación de sus crías, además de venir a ver las ballenas en invierno, tomar una lanchita y nadar o snorkealear entre delfines, tortugas y una infinidad de especies marítimas que se quedarán en tu memoria para toda la vida.

Este pueblecito, a pesar de ser tan pequeño, es totalmente cosmopolita y en sus calles escuchas inglés, francés, alemán e italiano; a veces pienso que es más conocido fuera de México que en nuestro país. Aquí también se celebra todos los años un importante Festival de Jazz en el mes de noviembre y muy cerca de MAZUNTE, en el mes de julio, una de las principales competencias de surfeo del mundo, siendo también un lugar muy espiritual, ya que cuenta con uno de los Ashrams más importantes de todo México. Es por eso que para todos aquellos lectores que gusten de la meditación, las filosofías orientales y new age, este es el destino indicado, ya que incluso pueden practicar el Vipassana (meditación silenciosa, de donde obvio me correrían a la media hora).

Otro de los encantos de MAZUNTE es que cuando lo recorres encontrarás todo tipo de trabajos manuales realizados por los residentes del lugar, una fantástica boutique ecológica con productos elaborados con materias primas locales y que en sus principios fue un proyecto lanzado y apoyado por Boddy Shop, en donde puedes enloquecer comprando cremas, tratamientos, exfoliantes, shampoos y jabones, todo eso sumergido en un mar de aromas.

Y eso sí, para caminar alrededor del pueblo, no te puedes perder de una Michelada de un litro con una paleta de chamoy adentro, ¡simplemente deliciosa y súper refrescante! ¿Pero quién dijo que la ecología y el confort están peleados? Todavía más escondida que MAZUNTE, se encuentra la Playa LA MERMEJITA, en donde está ubicado EL COPAL, un Hotel de 8 cabañas y 4 tipis extremadamente cómodos, decorados al estilo oaxaqueño y completamente respetuoso del medio ambiente. Todo el hotel está totalmente manejado con energía solar y cuenta con la opción de baños ecológicos en las cabañas y con baños normales en los tipis.

El Hotel EL COPAL está escondido entre los matorrales del cerro que da a la playa y toda la construcción fue realizada respetando hasta el árbol más pequeño, por lo que también es un buen ejercicio recorrerlo. A unos cuantos metros se encuentra una playa semi-privada de más de un kilómetro de largo, que es un paraíso terrenal, sin vendedores y sin tumultos, con cómodas palapas que incluyen camas colgantes y servicio completo de restaurant en donde te atenderán los amigables y cordiales meseros de EL COPAL, además cuenta con una alberca infinitum de la cual no quieres salir en todo el día, en donde puedes paladear el mezcal de la casa “Copalito” hecho especialmente para el hotel, totalmente artesanal y 100% de agave tobala, sea blanco o reposado, además algún coctel hecho a base de este destilado de agave que está de moda, tanto en México como en el mundo, casi desbancando al tequila. Como buen hotel ecológico, el agua de la alberca se recicla y se utiliza para la agricultura.

EL COPAL se ha posicionada en tan solo 5 años como uno de los mejores restaurantes de MAZUNTE, todos los platillos están realizados con ingredientes frescos, traídos todos los días del mercado local, por lo cual la carta puede variar un poco, son sanos, sin llegar a ser ni vegetarianos o veganos, pero con platillos adaptables para las personas que prefieren las proteínas vegetales. Entre mis platillos favoritos están los huevos con chapulines y mole (especialidad de la casa) y los camarones vietnamitas, y para los amantes de los postres, no se pueden perder su arroz con leche y el flan casero.

Este hotel cuenta con la vista más espectacular de toda la zona, por lo que su bar o su Playa LA MERMEJITA, son punto de reunión para ver los espectaculares atardeceres que pintan el cielo de miles de colores, y por las noches, podrás admirar un cielo totalmente estrellado, algo que los citadinos no tenemos jamás oportunidad de ver, o que incluso hemos olvidado.

Les recomiendo llegar a EL COPAL una media hora antes de la puesta del sol, ordenar una copita de vino o de mezcal, o del veneno de tu predilección y sentarte con tu “meaningful other” a disfrutar este místico momento, que generalmente está acompañado por el sonar de los caracoles o flautas de las personas que vienen a meditar a la hora que se acuesta el sol.

 

Para terminar, les compartimos que ya terminaron el horno para las pizzas, por lo cual podrán disfrutar de ese reconfortante platillo antes de regresar al pueblo, o mejor aún, a una de las deliciosas habitaciones de EL COPAL, lo que sin duda es un gran esfuerzo del dueño del lugar por preservar el medio ambiente, hacerte sentir verdaderamente en casa y que, seguramente, pronto estará entre los mejores hoteles ecológicos de México.

¡Y como dicen “para todo mal Copalito y para todo bien también”!

US - US -