Zumby Pixel

Lo que no sabias de tu cuello uterino

Y a menos que algo ande mal con él, es posible que nunca pase por tu mente.
Lo que deberías saber del cuello uterino

Publicado 20 febrero 2018 el 20 de Febrero de 2018

por

A comparación de los labios vaginales y clítoris, el cuello uterino pasa muy desapercibido. Y gran culpa la tiene su ubicación, pues no puedes verlo ni sentirlo a menos que lo intentes. Simplemente está arriba del canal vaginal y silenciosamente hace su chamba. 

Muchas mujeres no piensan en su cuello uterino hasta que tratan de embarazarse o quedan en cinta. Y al menos deberías saber que tu cuello uterino juega un rol vitan en la protección de tu salud reproductiva. Gracias a él, el esperma entra y la sangre menstrual sale.

Hasta podría ayudarte a mejorar tu vida sexual; es posible para algunas mujeres tener un orgasmo a través de la estimulación del cuello uterino. Y si no es algo que te atraiga, la combinación de zonas erógenas podría mejorar tu clímax.

Es la puerta de entrada entre tu vagina y útero

Técnicamente, el cuello uterino es la tercera parte baja del útero. Por eso se llama “cuello”, pues conecta el útero con el canal vaginal. Si metes tus dedos dentro de tu vagina, sentirás parte del cuello uterino que sobresale dentro. Debe sentirse suave y firme y, dependiendo de la época del mes, puede tener mucha mucosidad.

Parece un botón pequeño y rosa con un barrito

A pesar de que el espéculo que se utiliza para llegar al cuello uterino es grande, el cuello es muy pequeño. Mide de 3 a 5 centímetros de ancho. Si fueras a verlo, parece un granito rosa y suave. El color, forma y flujo que salga de él depende de tu ciclo menstrual.

Es tu sistema de defensa uterina y transporte de bebés

Gracias a su habilidad de cambiar forma y tamaño en respuesta a tus hormonas, el cuello uterino es un acróbata. Tiene 2 funciones principales: cuando no estás embarazada, te protege de gérmenes e infecciones. Cuando quieres embarazarte, ayuda al esperma a llegar al óvulo. Y cuando estás embarazada, mantiene al bebé dentro del útero. Y cuando vayas a dar a luz, se abre para dejar salir al bebé.

Puedes lastimarlo durante el sexo

Dependiendo de tu anatomía y la de tu pareja, el pene puede chocar con el cuello uterino. Es una de esas cosas que no sabrás cómo se siente… hasta que lo sientes. Y cuando lo sientas, te darás cuenta porque será doloroso. De hecho, puede causar moretones en el cuello uterino y, si no eres cuidadosa, hasta heridas.

Puede avisarte de cáncer, ITS y otras enfermedades

Gracias a su sensibilidad hormonal y su posición, es el primer lugar donde se da una infección viral o una infección. Esto incluye: cáncer cervical, ITS (especialmente el VPH) y otras enfermedades. ¿Pero cómo podrás saberlo si no puedes verlo? Notarás un flujo de color u olor diferente.

Puede dañarse

Tu cuello uterino ofrece un servicio vital a tu salud en general, así que DEBES cuidarlo. Las ITS son la causa más común de un daño al cuello uterino, pero hay otros factores que pueden afectarlo, tales como: cirugías, eventos traumáticos durante el parto y tratamientos de radiación para cáncer.

Te dice qué tan fértil eres

El moco cervical cambia en respuesta a tus niveles de estrógeno y progesterona, volviéndolo un fuerte indicador de ovulación y días fértiles. Al principio de tu ciclo, cuando terminas de sangrar, tendrás un flujo más cremoso. A la hora de ovular, éste se volverá un poco más líquido y pegajoso, como yema de huevo. Y una semana antes de la menstruación, el moco cervical se vuelve espeso y hostil para el espermatozoide.

El cáncer cervical es uno de los cánceres más letales

El cáncer cervical no es muy común en el mundo, pero sí tiene un índice alto de mortalidad porque puede avanzar rápidamente sin ser detectado a tiempo. La causa principal de este cáncer es el VPH, pero para eso hay vacunas y mucha información al respecto.

 

 

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -