Zumby Pixel

Lo que debes saber de las hemorroides ¡Auch!

Se estima que uno de cada 20 americanos sufre de hemorroides dolorosas, y el riesgo aumenta con la edad. Tanto así que la mitad de le gente con más de 50 años sufren con este doloroso problema.
Foto: Foro Salud

Publicado 02 febrero 2018 el 02 de Febrero de 2018

por

Las hemorroides son completamente normales. Son tejido anal que brinda apoyo extra al canal anal. Así como los músculos del suelo pélvico evitan que la orina salga cuando toses o ríes, el tejido de hemorroides hace lo mismo con la popó y gas. Y sólo cuando presentan síntomas la gente empieza a preocuparse.

No todos tenemos hemorroides dolorosas

Algo muy malo tiene que pasar para que el tejido anal se vuelva doloroso y molesto. El culpable general es presión abdominal, ya sea por pujar demasiado al ir al baño, exceso de peso, embarazo, estreñimiento crónico o incluso por correr demasiado. Se cree que la presión hace que el tejido se estire y se debilite. Ese estiramiento hace que los vasos sanguíneos de las hemorroides se dilaten y, por ende, se inflamen y sangren.

Muchos lo sufren

Se estima que uno de cada 20 americanos sufre de hemorroides dolorosas, y el riesgo aumenta con la edad. Tanto así que la mitad de le gente con más de 50 años sufren con este doloroso problema.

Hay 2 tipos de hemorroides

Hay hemorroides externas e internas. Las hemorroides externas se encuentran en la entrada anal, están cubiertas por piel, tienen nervios y son las que brindan sensaciones de dolor, comezón y ardor. Por otra parte, las hemorroides internas están dentro del canal anal. Obviamente no pueden verse y no están cubiertas por piel, así que no presentan síntomas. Sin embargo, las hemorroides internas tienden a sangrar, y si la situación se agrava, pueden caerse del ano.

¿Cómo evitarlas?

El excusado podría convertirse en tu espacio personal zen o como un escape de la vida real. Y no eres la única, muchas personas tienden a pasar mucho rato sentados en el excusado leyendo o viendo su celular. Además de que esto es muy sucio, es malísimo para el ano; si tus nalgas están abiertas, la presión crece en el tejido anal, contribuyendo a la inflamación de las hemorroides. ¿Quieres tener malas hemorroides? No te quedes tanto tiempo en el baño.

El estreñimiento es el principal culpable

Tanto pujar, como la presión provocan inflamación en las hemorroides. Tratar cualquier estreñimiento es el segundo pase clave para el tratamiento de hemorroides. Primero que nada debes tomar mucha agua, comer fibra o, en su defecto, tomar suplementos de fibra para ablandar las heces. Si esto no te funciona, tendrás que tomar un tratamiento.

Las cremas para hemorroides casi no sirven

Si buscas un alivio rápido, toma un baño caliente. Mojar el área puede aliviar la irritación. En casos muy raros, las hemorroides podrían requerir extracción a través de cirugía. En realidad es un procedimiento fácil… con una recuperación horrible. Antes de tomar este camino, asegúrate de haber tratado con todo.

FUERTES IMÁGENES: Liebres y perros mueren congelados por ola de frío

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

US - US -