Zumby Pixel

Se acaba el negocio del “Turista Enfermo”

Se acaba el negocio del "Turista Enfermo"

Publicado 28 febrero 2018 el 28 de Febrero de 2018

por

Novedosa empresa intermediaria

Enfermarse mientras se visita otro país puede estropear las anheladas vacaciones, y arruinar la cuenta corriente del turista. O peor aún, las finanzas de la institución que lo atendió, si se regresa a su país sin pagar. Por eso surgió, en España, un país de vocación turística, una empresa intermediaria contratada por dos de los mayores hospitales públicos de Barcelona, del Mar y Sant Pau, muy frecuentados por los viajero; que aplica un margen por la gestión del cobro de la asistencia que llega a triplicar las tarifas oficiales.

International Care Patient Assistance (ICPA) tramitó el año pasado las facturas de 1.616 turistas en el Hospital del Mar, que 852.000 euros. ICPA cargó a los turistas más del doble: 1.805.000 euros. Una parte del incremento regresó al hospital, pero nueve de cada 10 euros pagados por los turistas por encima de la tarifa oficial engrosaron las cuentas de ICPA. Existe un contrato entre los hospitales e ICPA, aunque ellos desconocen el importe cobrado por la empresa a sus pacientes extranjeros (unos 725 de media al año en la última década). Pero hay señales de que ambos abusan, como en el caso de un turista alemán atendido en Sant Pau por un infarto de miocardio que requirió un bypass y cateterismo. La factura superó los 68.000 euros, que incluye una aspirina a 2,59 euros, aunque las tarifas públicas del tratamiento ascienden a 19.908 euros. Ese importe coincide con una pericial aportada por la aseguradora del paciente, que llevó el caso a los tribunales.

ICPA no es un caso único en el sector sanitario. Nació hace una década, para ayudar a los hospitales españoles el eterno problema de cobrar la factura de pacientes que al recibir el alta, suelen regresar a sus países de origen. Pero el resto de empresas trabajan como un proveedor de servicios administrativos del hospital, sin aumentar la factura de los turistas y los centros sanitarios compensan con creces el gasto con el aumento logrado en sus ingresos. ICPA actúa como un intermediario puro: compra la asistencia a los hospitales a precios regulados y la revende a los pacientes por un importe mucho mayor. La revendía, porque el caso llegó a la Unión Europea por quejas de alemanes, ingreses y franceses y lo han frenado.

- US -