Zumby Pixel

PIB de China 18% de la producción mundial

PIB de China 18% de la producción mundial

Publicado 03 febrero 2018 el 03 de Febrero de 2018

por

Preocupa su modelo de crecimiento

Dr. Armando Rojano Uscanga

La economía china sigue ganando peso en el mundo y su PIB alcanzó el 18% de toda la producción mundial, pero preocupa la salud de su economía, sobre todo para los países que presentan una mayor apertura comercial y financiera. Por eso los economistas del Banco Central Europeo (BCE) han analizado el impacto que tendría una desaceleración en China, que en el peor de los casos podría desembocar en una reducción del PIB importante en la Eurozona y gran parte del mundo.

El BCE explica en el trabajo “La transición de China hacia un crecimiento sostenible – implicaciones para la economía global y la Eurozona”, que en un escenario optimista, si China sufre un reequilibrio económico rápido que suponga una caída acumulada del PIB del 3,3% en tres años, reduciría el PIB de la Eurozona un 0,3% en el mismo periodo de tiempo. Sin embargo, un ajuste más abrupto, en el que China experimente una contracción financiera significantes que provoque una desaceleración que deje al PIB un 9% por debajo de su potencial en un cúmulo de tres años, podría tener un efecto proporcional mayor en la Eurozona.

Más allá de los efectos que produce la ralentización del crecimiento de China en el mundo, resulta fundamental comprender qué está pasando en el gigante asiático para que se produzca este cambio. China ha sido un éxito económico durante las últimas cuatro décadas. Sin embargo, la desaceleración de su crecimiento se debe a que el modelo con el que ha logrado expandirse durante décadas se está agotando. Gran parte de esta desaceleración es estructural, a medida que los pilares de crecimiento tradicionales (demografía, ganancias por la integración en la economía global, productividad y los dividendos de las reformas pasadas) se están desvaneciendo. El síntoma más claro de los desequilibrios que presenta China es su dependencia de la inversión y el crédito como conductores del crecimiento. La inversión representa el 45% del PIB, el capital (maquinaria, edificios, tecnología…) por unidad producida se ha incrementado con fuerza, reduciendo la rentabilidad por unidad adicional de capital. La enorme inversión doméstica se ha llevado a cabo a través de un rápido incremento del endeudamiento empresarial y de los gobiernos locales.

- US -