Las bolsas cierran una pésima semana

Mal principia la gestión de Jerome Powell en la Fed

Publicado Hace 9 días el 11 de Febrero de 2018

por

Dr. Armando Rojano Uscanga

Las bolsas de valores del mundo entero cerraron el viernes una pésima semana, en que Wall Street vivió dos sesiones marcadas por la volatilidad, en tanto que arrecian los temores de un aumento de la velocidad de las alzas de los tipos de interés.
Después del arranque de año espectacular, que acumuló ganancias superiores al 5 por ciento en ambos lados del Atlántico, los mercados entraron en barrena sin que haya un cambio aparente en los fundamentales que sostienen la economía. Las previsiones de crecimiento en torno al 2,5 por ciento para este año, tanto en Europa como en Estados Unidos, siguen intactas y los resultados de las empresas apuntan hacia beneficios récord.
Si los mercados tuvieron la peor semana desde 2008, el inicio de la gran recesión, la explicación está en los tipos de interés. El precio del bono americano a diez años pasó de alrededor del 2,5 por ciento a casi el 3 por ciento. Eso explica la caída de los mercados, una alza porcentual en torno al 20 por ciento. Con los bonos al 3 por ciento, muchos inversores optarán en el futuro por destinar una parte de sus ahorros a la renta fija en detrimento de la variable. El dinero está saliendo de las bolsas para aterrizar en los títulos del Tesoro americano.
Y el dinero al 3 por ciento se debe a los aumentos salariales en EEUU conocidos el viernes, 5 de febrero, las mayores en ocho años, que dispararon las alarmas. Los analistas temen que despierte la inflación de su largo letargo. Si los precios al consumo suben, el recién nombrado presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, tendrá que incrementar los tipos de interés para contenerlos. Hasta ahora se preveían tres movimientos al alza del precio del dinero, pero ya se habla de cuatro o incluso de cinco subidas a lo largo de 2018.