Zumby Pixel

El fin de la banca, para evitar otra crisis

En México, donde predomina la banca extranjera, tiene las mayores ganancias

Publicado 04 febrero 2018 el 04 de Febrero de 2018

por

Dr. Armando Rojano Uscanga

En México, casi todos los bancos son extranjeros, gracias al espíritu claudicante y entreguista de nuestros políticos. Por eso no extraña que sean los negocios que obtienen las más altas utilidades, pues ninguna autoridad les impide cobrar altísimos intereses y comisiones, además, de beneficiarla con los salarios de todos los trabajadores mexicanos, que “jinetean” a su gusto por medio de cajeros automáticos programados para restringir el flujo de efectivo, pues dosifican las entregas a una cantidad diaria.
Pero se anticipa su fin, en el libro del mismo nombre de Jonathan McMillan (JM), que propone modernizar el sistema financiero y eliminar la actividad empresarial de las entidades para evitar una nueva recesión económica a nivel mundial. JM es un pseudónimo que oculta a los autores del libro: “Jorge”, nombre ficticio de un experto suizo en economía, y Jürg Müller, periodista del Neue Zürcher Zeitung, que justificadamente temen represalias del sector.
En el libro retratan a la banca como una institución que recurre al crédito para generar riqueza (concepto útil durante la era industrial), y una buena forma de organizar los elementos del sistema financiero: el dinero y el crédito. Pero la irrupción de la era digital introdujo alternativas en el sistema financiero, como los préstamos entre particulares (P2P) o la diversificación de riesgos, elementos que eran exclusivos de los bancos.
La propuesta de este trabajo parte de que reemplazar a los bancos evitaría nuevas crisis económicas, además de ser “beneficioso” para la población. Sin embargo, los autores del libro son conscientes de que el cambio estructural que proponen no es tan sencillo y lamentan que los académicos siguen utilizando en las universidades los modelos macroeconómicos que no funcionaron en el pasado.

US - US -