Zumby Pixel

Estos son los mexicanos que han sido sentenciados a pena de muerte en EU

El primer mexicano ejecutado fue Agapito Rueda en 1924, en El Paso, Texas.
Mexicano en fusilamiento tras ser sentenciado a pena de muerte.

Publicado 26 febrero 2018 el 26 de Febrero de 2018

por

  • El primer mexicano ejecutado fue Agapito Rueda en 1924, en El Paso, Texas.

En México, la pena de muerte era aplicada desde tiempos prehispánicos como resultado de cometer faltas graves. La última ejecución que se tiene registrada en México, fue en 1961. Sin embargo, fue hasta el 2005 que quedó abolida la pena de muerte por el presidente en turno, Vicente Fox.

Hoy en día, en nuestro país la pena de muerte está prohibida, pero en Estados Unidos no, país al que han llegado miles de mexicanos para conseguir una mejor vida, alcanzar el “sueño americano”. 13 son los mexicanos que han sido sentenciados a pena de muerte.

  • El primer mexicano en pasar por la silla electrica, fue Agapito Rueda en 1924, en El Paso Texas, y no tiene registro de haber dicho unas últimas palabras.
    Miles de personas han sido ejecutadas en la silla eléctrica en los Estados Unidos.

     

  • El 8 de agosto de 1942, Emiliano Benavides fue el segundo mexicano en ser sometido a la silla eléctrica.

 

  • Ramón Montoya Facundo, fue ejecutado en la prisión de The Walls. A Montoya Facundo, le aplicaron una inyección letal que le fue suministrada el 25 de marzo de 1993.
51 años después, Montoya fue el tercer mexicano en ser ejecutado en los EE.UU

 

 

  • Irineo Tristán Montoya fue acusado de ejecutar a un estadounidense de nombre John Kilheffer. A Tristán se le suministró la inyección letal el 18 de junio de 1996.

    Según los registros, a Irineo se le trató de la peor forma posible, pues asesinó a un estadounidense blanco.
  • Benjamín Mario Murphy, ha sido el único mexicano que ha sido ejecutado en un estado direfente, pues el cumplió la pena de muerte en el 17 de septiembre de 1997 en el estado de Virginia, condenado por el asesinato de un integrante de la Marina de los Estados Unidos de América.

 

  • El 9 de noviembre del 2000, Miguel Ángel Flores fue sentenciado por el secuestro, asesinato y violación de una joven universitaria en 1989.
Flores negó en varias ocasiones haber cometidos los delitos que le imputaban.
  • La condena de Javier Suárez Medina, causó la visita del presidente, quien era en ese entonces Vicente Fox. Fox protestó que fue un caso con bastantes irregularidades y su grupo de abogados evadió 14 veces la pena de muerte. Sin embargo, el 14 de agosto de 2002, fue ejecutado con una inyección letal.

 

  • Ángel Leoncio Reyes Recendis, también conocido como Ángel Maturino o el Asesino de las Vías, fue ejecutado el 27 de junio de 2006. Fue condenado por varios asesinatos en Estados Unidos y Ciudad Juárez.
Maturino fue considerado un asesino en serie.
  • José Ernesto Medellin, fue ejecutado por violar y asesinar a una pareja de jóvenes durante un rito de iniciación en una pandilla criminal. Lo inyectaron el 5 de agosto de 2008.

 

  • Humberto Leal García fue ejecutado el 7 de julio de 2011, durante la administración de Barak Obama. Fue condenado por haber violado a una joven menor de edad en 1994, aunque no había las pruebas sufucientes, Leal García fue sometido a una inyección letal.
El gobierno de Obama quiso apelar para que el mexicano no fuera ejecutado, pero el juez se negó.
  • Edgar Tamayo fue ejecutado el 22 de enero de 2013, su causo causó mucha indignación, pues su detención tuvo muchas irregularidades y nunca se comprobó que el le disparara a un policía, delito por el cual se le condenó.
Tamayo apeló varias veces. Sin embargo, ninguna tuvo éxito.
  •  Ramiro Hernández Llanas, fue el último mexicano ejecutado, fue condenado el  9 de abril de 2014 por el asesinar a un profesor de historia y la violación de su esposa tras escapar de una cárcel.
Hernández nunca negó lo que hizo.
  • El 8 de noviembre de 2017, fue la ejecución más reciente. Rubén Ramírez Cárdenas fue sentenciado a la pena de muerte por los delitos de secuestro, violación y asesinato de su prima de 16 años.
A Ramírez no le fue concedida su “última cena”.

 

US - US -