Zumby Pixel

¿Ropa fabricada con leche cortada?

Tela ecológica e hipoalergénica fabricada a partir de leche agria o descompuesta, es la propuesta de una microbióloga alemana que está revolucionando la industria textil en Europa.
Foto: Redes sociales

Publicado 11 febrero 2018 el 11 de Febrero de 2018

por

Javier Lendeche / El Dictamen

Tela ecológica e hipoalergénica fabricada a partir de leche agria o descompuesta, es la propuesta de una microbióloga alemana que está revolucionando la industria textil en Europa.

La tela es fabricada gracias a la caseína, una proteína de la leche presente en los mamíferos la cual se emplea en la industria del papel, de pieles, de pintura, en medicina, alimentación y más recientemente en la industria textil.

Foto:EveryPixel

Qmilch

La tela (bautizada como Qmilch) está conformada por hilos compuestos únicamente de leche, la cual no daña al ambiente y tiene el potencial de ayudar a las personas, pues al no estar refinada con químicos no daña la piel evitando causar alergias en las personas que la portan.

La apariencia y textura de la tela es muy similar a la de la seda, pero se puede lavar y secar como si fuera algodón, lo que la convierte en una tela bastante versátil

México anuncia que reforzará su estrategia para salvar a la vaquita marina

Caseína

La microbióloga, ahora convertida en diseñadora de modas Danke Domaske, se basó en un procedimiento antiguo que consistía en la fabricación de fibras de caseína a partir de leche. Después de poner en práctica el procedimiento y experimentar con más de 300 variaciones a lo largo de meses puedo diseñar una tela que fuera capaz de lavarse sin disolverse en agua.

Foto: EveryPixel

Proceso

El proceso emplea leche agria la cual es secada hasta convertirse en polvo proteínico, el cual es mezclado con ingredientes naturales, hervido y comprimido para formar una masa esponjosa de donde se pueden sacar los hilos.

Profepa encuentra una ballena muerta en Sonora

Impacto ambiental

Domaske solo utiliza leche descompuesta para la fabricación de sus telas. Se necesitan aproximadamente dos litros de leche para crear un kilo de seda. La microbióloga compra a agricultores locales mil toneladas de leche descompuesta al año, lo que beneficia ambas partes.

Foto: EveryPixel

Tela ordinaria

En la actualidad la mayoría de la ropa se fabrica con materiales derivados del petróleo, este tipo de tela sintética contamina en grandes cantidades. Con la ropa de algodón la historia no es muy diferente, pues para procesar un puñado de algodón se necesitan cientos de litros de agua y químicos nocivos.

La industria textil podría tener un gran cambio en métodos de producción y materiales, los contaminantes excesivos y las exigencias de los compradores por productos amigables con el ambiente y sus cuerpos parecen ser los detonantes principales del cambio. Recuerda seguirnos en nuestra página de Facebook, solo apunta la cámara de tu Smartphone al código QR y síguenos.

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

- US -