Zumby Pixel

México, país en el que más horas se trabaja y deja menos producción

El miedo al desempleo y las laxas leyes laborales dan como consecuencia una cultura de largas jornadas de trabajo.

Publicado 08 febrero 2018 el 08 de Febrero de 2018

por

El ejemplo ideal para ilustrar nuestra triste situación como mexicanos es la del iPhone X en México, con un valor promedio de 23 mil 500 pesos, un empleado que percibe el salario mínimo tendría que trabajar 266 días  (casi 9 meses) sin gastar un sólo peso para obtenerlo.

La cifra es exponencialmente mayor a los 17 días que un obrero con el salario mínimo tendría que ahorrar en Estados Unidos o los 16 días que una persona canadiense en las mismas condiciones debería laborar para comparar el mismo smartphone, de acuerdo con datos de El Universal.

Esto es sólo una estadística que refleja la realidad laboral en país, mercado en el que a pesar de que se trabaja una mayor cantidad de horas, los niveles de productividad son menores, situación que repercute en los ingresos per cápita promedio, la calidad de vida y el consumo interno.

*Los jóvenes determinarán la próxima contienda electoral

*Desayunan diputados frente a rarárumis y no les invitan

México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) donde más horas se trabaja por año, de acuerdo con un reporte del organismo basado en cifras de 2016.

El ciudadano mexicano promedio invierte 2 mil 255 horas de trabajo al año, lo que equivale a 43 horas por semana. 

Para poner el perspectiva el dato, tenemos que los alemanes son los empleados que menos horas destinan a tareas laborales, al destinar sólo mil 363 horas de trabajo al año. Esto representa 892 horas menos que los mexicanos.

En un punto medio se encuentran el mercado estadounidense, cuyo empleados destinan mil 783 horas anuales a sus actividades dentro del lugar de trabajo.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), “las diferentes actitudes culturales y los factores socioeconómicos juegan un papel clave en la cantidad de horas que los empleadores esperan de los trabajadores”.

En México, el miedo al desempleo junto con débiles leyes laborales se traduce en que una semana laboral máxima de 48 horas rara vez se respete, según el WEF.

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

 

 

- US -