Después de sorprender el año pasado con su look rubio, la cantante Selena Gómez no pudo más y volvió a su original castaño.

Y es que no le importó pasar alrededor de 9 horas en el salón de belleza para conseguir su “Rubio Nirvana” (como lo bautizó ella misma) pues se presentó en la New York Fashion Week con su cambio de imagen.

Un look que ya le hemos visto antes, sin duda un peinado más natural, elegante y juvenil.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Queremos que nos mandes un correo a [email protected] para dudas, sugerencias o declaraciones de amor

Con información de E!