Zumby Pixel

Desarrollo del Talento

Talento es inteligencia en acción, resuelta, que resuelve problemas y avanza con determinación. Incluye la idea de excelencia, logro y de eficacia.
Foto: El Dictamen

Publicado 02 febrero 2018 el 02 de Febrero de 2018

por

Por: Roberto Matosas

 

Así como hay muchas inteligencias diferentes, puede haber también muchos talentos distintos- musicales, científicos, financieros, atléticos, etc.- cada uno de los cuales supone un especial tipo de destreza. No todos valemos para todo. Einstein fue un científico genial, un mal violinista y un pésimo bailarín. Así es la vida.

Sin embargo, hay un tipo de inteligencia situada en un nivel superior, que deberíamos poseer y desarrollar todos, porque e nuestro superior recurso, la que administra y gestiona el resto de los talentos. Me refiero a una inteligencia práctica, que guía nuestra vida, que dirige nuestros proyectos, nuestras emociones, nuestros éxitos y fracasos. Está orientada a la acción y su tarea es la más difícil, porque el tipo de problemas que enfrenta es el más complejo.

 

  1. Vivimos en un mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), en el que la velocidad crece exponencialmente. Estamos como el conejo de Alicia y en tres años tendremos que correr a la velocidad de Usaín Bolt. Sin ansiedad, hemos de transmitir a [email protected] [email protected] la necesidad de seguir aprendiendo constantemente para favorecer nuestra Empleabilidad.

 

  1. El Talento es la clave. Siguiendo a José A. Marina, es “inteligencia triunfante”. Por eso, la gran pregunta es “Talento, ¿para qué?”, porque poseemos inteligencias múltiples. Debemos ayudar a descubrir en [email protected] [email protected] su talento a partir de lo que más les gusta (pasión, vocación) y desarrollarlo (práctica deliberada: 10.000 horas). Me gusta la definición de Talento de José Antonio Marina, que incluye la capacidad de elegir bien las metas, utilizar adecuadamente la información, gestionar las emociones y la acción.

 

  1. El talento necesita del buen uso de la inteligencia, por lo que como madres y padres tenemos que ayudar a [email protected] [email protected] a luchar contra tres formidables enemigos (vicios): el miedo (ni ser cobardes ni temerarios), la pereza y la falta de valores.

 

  1. El Objetivo con [email protected] [email protected] – y [email protected] es Generar Talento. Porque “el Talento que no se aprecia, se deprecia”. Más importante que nunca es la Learnability (la Aprendibilidad), concepto acuñado por Mara Swan. Nuestra capacidad, recopilación de información para estar en lo último, voluntad, experiencia.

 

  1. En esta sociedad del conocimiento, se aplica la Ley de Revans: “la supervivencia de todo organismo vivo depende de que su tasa de cambio sea igual a la del entorno”. Es más se debe aplicar la ley de Marina: “para progresar, la tasa de cambio debe ser mayor a la del entorno”.

 

  1. Debemos enseñar a nuestros [email protected] su potencial de aprendizaje. La gran experta en talento Carol Dweck (Stanford) nos habla de los peligros de una Mentalidad fija (vales o no vales) frente a las ventajas de una mentalidad de crecimiento, mentalidad ganadora: cada vez aprendes más en lo que te gusta.

 

  1. Pasión, algo que te encuentra a ti (según Silvia Leal, la tienen un 16% de las personas y aporta un plus del 35%). Hemos de ayudar a que [email protected] [email protected] encuentren su pasión (su elemento) y apuesten por ella. El Talento ha de cultivarse a partir de esa semilla.

 

  1. Desde la Teoría dual de la Inteligencia: Inteligencia generadora (hábitos, inconscientes) e Inteligencia ejecutiva, a partir del umbral de la consciencia. La Fórmula del éxito en el talento es que [email protected] [email protected] tengan una inteligencia generadora “de cinco estrellas” y una inteligencia ejecutiva “de cinco estrellas”. Como madres/padres, hemos de trabajar con [email protected] [email protected] su inteligencia en los dos pisos.

 

  1. Hemos de conseguir que [email protected] [email protected] gestionen su propio cerebro, dirijan su aprendizaje, controlen su comportamiento. Los 5 (dominios) la inteligencia emocional, la capacidad de gestionar las propias emociones (Seguridad, Serenidad, Superación) y nuestra relación con las emociones de los demás (Servicio/empatía y Sinergias/influencia). La atención es una función ejecutiva.

 

  1. La felicidad es una responsabilidad personal y también hacia nuestros hijos. Sabemos (gracias a las investigaciones de Sonja Lyubomirsky) que la Felicidad en un 10% es externa (dinero, salud, pareja), en un 50% es de los primeros años (nuestra responsabilidad en el entorno familiar) y en un 40% estrictamente voluntaria. No podemos llevarnos el ambiente tóxico de la oficina a casa. Debemos entrenarnos y entrenar a [email protected] [email protected] en gratitud, optimismo inteligente, fluidez, amabilidad, relaciones sociales, perdón, resiliencia, atención, saboreo, valores, ejercicio físico y mental.

Síguenos en FACEBOOK ED DEPORTES 

 Más notas de deportes aquí.  

US - US -