Zumby Pixel

Riesgo de infecciones en cirugías, ligado al nivel de pobreza de los países

El uso indiscriminado de antibióticos en el pre y post-operarotorio en países de bajos ingresos puede contribuir a niveles más altos de infecciones de sitio quirúrgico resistentes en pacientes sometidos a cirugía gastrointestinal.
Foto: Agencias

Publicado 13 febrero 2018 el 13 de Febrero de 2018

por

Un estudio publicado hoy en una prestigiada revista encuentra una relación entre el Índice de Desarrollo Humano de un país y el riesgo de infección tras cirugía.

The Lancet Infectious Diseases: A nivel mundial más de 1 en 10 personas presentan una infección posterior a una cirugía gastrointestinal.

El uso indiscriminado de antibióticos en el pre y post-operarotorio en países de bajos ingresos puede contribuir a niveles más altos de infecciones de sitio quirúrgico resistentes en pacientes sometidos a cirugía gastrointestinal.

Globalmente, aproximadamente 12% de los pacientes desarrollan una infección dentro de los 30 días posteriores a una cirugía gastrointestinal de acuerdo a un estudio prospectivo de de más de 12,500 pacientes en 66 países publicado hoy en The Lancet Infectious Diseases, una de las revistas médicas más prestigiadas del mundo.

La incidencia de infección de sitio quirúrgico varió entre los diferentes países dependiendo de su nivel de desarrollo económico medido mediante el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, siendo los pacientes de países de ingreso alto los que tuvieron el menor riesgo y los pacientes de países de ingreso bajo el mayor.

Los resultados sugieren que alrededor del mundo, más de una de cada cinco infecciones de sitio quirúrgico (22%) son resistentes a los antibióticos administrados antes de la cirugía como profilaxis para prevenir infecciones.

“Estos hallazgos dan una idea inicial de la relación que existe ente las infecciones de sitio quirúrgico y la resistencia a antibióticos a nivel global,” comentó el Dr. Ewen Harrison de la Unidad de Cirugía Global de la Universidad de Edimburgo en Reino Unido. “A nivel mundial se consumen una gran cantidad de antibióticos para prevenir o tratar infecciones de sitio quirúrgico, sin embargo, en una quinta parte de los casos el microorganismo causante fue resistente a los antibióticos que se administraron pre-operatoriamente, y esto aumentó a uno de cada tres casos en países de ingreso bajo. Esta alta prevalencia ilustra una importante área de oportunidad para mejorar; reducir las infecciones de sitio quirúrgico ayudará a garantizar una atención quirúrgica segura en todo el mundo.”

El estudio siguió a 12539 pacientes de 342 hospitales en 66 países que fueron sometidos a cirugías gastrointestinales electivas o de emergencia para analizar si desarrollaban una infección dentro de los 30 días posteriores a la intervención quirúrgica.

En total, 59% de los pacientes (7339) provenían de 20 países de ingresos altos, 31% (3918 pacientes) de 18 países de ingresos medios y 10%  de los pacientes (1282) de 18 países de ingresos bajos. El 1.9% de los pacientes (235/12539) murieron dentro de los 30 días posteriores a su operación, con la mayor incidencia en países de ingresos bajos (4.8%, 61/1282).

Las cirugías más frecuentes fueron la extirpación de vesícula biliar o apéndice y la mitad de los casos (49%) fueron intervenciones de emergencia.

Del total de los pacientes del estudio, 12% (1538/12539) desarrollaron una infección de sitio quirúrgico dentro de los 30 días posteriores a su cirugía. Sin embargo, la incidencia varió dependiendo del nivel de ingreso de cada país, así, 9% de los pacientes (691/7339) de países de ingreso alto, 14% (549/3918) de los pacientes de países de ingreso medio y 23% (298/1282) de los pacientes de países de ingreso bajo desarrollaron una infección de sitio quirúrgico.

Este patrón se mantuvo aun cuando se tomaron en cuenta diferentes características de los pacientes, enfermedades, niveles de contaminación, procedimientos y tipos de hospitales.

Los pacientes con una infección de sitio quirúrgico eran más propensos a morir que aquellos sin infecciones (1.5% [162/11001] de los pacientes sin infección murieron, comparado con 4.7% [73/1538] de los pacientes con una infección de sitio quirúrgico). La estancia hospitalaria de los pacientes con infecciones de sitio quirúrgico fue tres veces más prolongada en promedio que aquellos pacientes sin infecciones (7 días vs 2 días).

Se analizó también que tan comunes fueron las infecciones resistentes a antibióticos. Los resultados de microbiología estuvieron disponibles para 610 pacientes infectados y en 22% (132) de los casos se encontraron bacterias resistentes a los antibióticos administrados antes de la cirugía con el fin de prevenir una infección. De nueva cuenta, la incidencia varió dependiendo del nivel de ingresos de cada país, siendo los pacientes de países de ingreso bajo los que tuvieron el mayor riesgo de infecciones resistentes a antibióticos (36%, 46/128) y los de países de altos ingresos los de menor riesgo (17%, 49/295).

Al analizar las causas de estas diferencias, los autores encontraron datos de sobreuso de antibióticos en países de ingreso bajo. En los países de ingreso bajo, los pacientes eran más propensos a recibir antibióticos antes y después de la cirugía que en países de ingreso medio o alto (el uso de antibióticos antes de una cirugía se presentó en 96% de los pacientes en países de ingreso bajo, 87% en países de ingreso medio y 88% en países de ingreso alto, y posterior a la cirugía, el uso de antibióticos se encontró en 86%, 80% y 46% respectivamente). Esta tendencia persistió incluso después controlar distintas variables como los niveles de contaminación.

El Dr. Antonio Ramos-De la Medina, Director Médico del Hospital Español de Veracruz, líder de GlobalSurg Collaborative en México y coautor del estudio comentó: “Los hallazgos son muy relevantes y nos permiten entender algunas de las causas de la diferente incidencia de infección de sitio quirúrgico entre países con distintos niveles de desarrollo económico. Esta información debe llevar a cambiar las prácticas en muchos lugares y a hacer consciencia sobre el uso correcto y el abuso de los antibióticos en cirugía. En México, un país de ingreso medio, los estándares de manejo pueden variar de manera importante dependiendo del lugar del país así como del tipo de institución [pública o privada] donde los pacientes son atendidos. El sistema de salud mexicano por su alta fragmentación no cuenta con mecanismos efectivos que permitan estandarizar las prácticas médicas basadas en evidencias. Es importante que el gobierno, las asociaciones académicas y la iniciativa privada entiendan la importancia que tiene el normar el uso correcto de antibióticos en pacientes médicos y quirúrgicos.”

Los autores reconocen algunas limitaciones del estudio, entre las que se incluye el que no fue posible dar seguimiento a todos los pacientes a 30 días de la cirugía, particularmente en lugares con recursos limitados. Es posible que algunos casos se hayan perdido, sin embargo, hacen notar que el tamaño del estudio limita la posibilidad de sesgo.

En un comentario en relación al estudio, el Dr. Robert Sawyer, de la escuela de Medicina de la Western Michigan University en Estados Unidos menciona que: “documentar la infección de sitio quirúrgico en 343 centros en 66 países en África, Asia, Europa, Oceanía, Norte y Sudamérica es una tarea impresionante que suma de manera considerable al conocimiento del problema global de las infecciones post-operatorias y su morbilidad y mortalidad asociadas. La Colaboración GlobalSurg describe claramente la magnitud del problema de las infecciones de sitio quirúrgico en todos los escenarios pero particularmente en aquellos con recursos limitados. Aunque la idea de que la infección de sitio quirúrgico es simplemente una infección de la herida es muy frecuente, ahora es bien sabido que el costo de una infección de sitio quirúrgico en términos de mortalidad y morbilidad, costos de atención y pérdida de la productividad son enormes.”

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

- US -