Zumby Pixel

Bill Gates, Steve Jobs y Tim Cook alejan a sus niños de la tecnología

Los trabajadores tecnológicos apuestan por elegir para sus hijos el método Waldorf, un método de enseñanza con cien años de antigüedad, que se basa en el aprendizaje a través de la actividad física y de tareas manuales y creativas
Bill Gates. / Foto: Redes

Publicado 12 febrero 2018 el 12 de Febrero de 2018

por

La mayoría de los hijos de empleados de las grandes empresas tecnológicas de Silicon Valley estudian en colegios sin ordenadores ni dispositivos electrónicos, con papel, lápices y materiales básicos como únicas herramientas.

De acuerdo con un informe del diario Le Monde, los trabajadores tecnológicos apuestan por elegir para sus hijos el método Waldorf, un método de enseñanza con cien años de antigüedad, que se basa en el aprendizaje a través de la actividad física y de tareas manuales y creativas.

La Waldorf School de Peninsula, en California, es una de las escuelas privadas que eligen los empleados de Google, Apple y otras empresas de punta de la computación para que sus hijos se eduquen alejados de la tecnología.

Los defensores del método también esgrimen que los ordenadores “inhiben el pensamiento creativo, el movimiento, la interacción humana y la capacidad de atención”, según explica un artículo publicado sobre el método Waldorf en el diario The New York Times.

– ¿Qué opinan los genios?

Bill Gates, cofundador de Microsoft, no permitió a sus hijos que tuvieran teléfono móvil hasta que cumplieron 14 años. Además, impuso a sus hijos un límite de tiempo diario para utilizar las tecnologías.

Gates tomó esta medida a raíz de que su hija comenzara a desarrollar una adicción a un videojuego, reveló en una entrevista en 2007 al periódico británico ‘The Mirror’.

“Cuando estamos sentados en la mesa para comer no usamos los celulares. De hecho, ni siquiera les dimos teléfonos móviles a nuestros hijos hasta que cumplieron 14 años y se quejaban de que los demás niños ya los tenían desde mucho antes”, asegura.

Mientras que Steve Jobs, antecesor de Tim Cook como CEO de Apple, aseguró que él y su esposa Laurene Powell habían prohibido a sus hijos que utilizaran las tabletas iPad y que limitaban la cantidad de tecnología que estos utilizaban mientras estaban en casa, como aseguró en una entrevista concedida al diario New York Times en 2010.

Aunque Tim Cook, actual consejero delegado de Apple, no tiene hijos, tiene un sobrino de unos 12 años al que le controla el uso de la tecnología.

“Hay algunas cosas que no permito, no quiero que los niños estén en redes sociales”, ha asegurado Tim Cook, actual consejero delegado de Apple.

En Silicon Valley hay muchos padres trabajadores que han empezado a limitar el uso de dispositivos digitales en los menores de edad.

Ex empleados de grandes tecnológicas se han unido para repensar el impacto de sus acciones a través del Centro para Humanizar la Tecnología, creado por diversidad de perfiles, entre los que se encuentran algunos de los primeros empleados de Google y Facebook.

En la pasada conferencia con los accionistas de esta compañía, Mark Zuckerberg habló directamente de pasar menos tiempo en la red social. El que hasta ahora era el parámetro preferido, el tiempo por usuario, pasaba a reconsiderarse con cambio de enfoque para valorar el tiempo empleado en Facebook como útil.

En enero también saltaron dos voces de alerta, inversores de Apple con poder accionarial significativo, pidieron al fabricante del iPad que estudiase el efecto que generan sus aparatos en los niños.

Tristan Harris, diseñador ético en Google, asegura que “los dos grandes superordenadores del mundo están en Google y Facebook y están apuntando a los cerebros de la gente, a los de nuestros niños”.

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

 

- US -