Zumby Pixel

Veracruzana festeja su 101 cumpleaños en el Asilo de Cruz Roja

Doña Margarita Merino llega a más de un siglo de edad con gran lucidez mental
Foto: Alina Krauss.

Publicado 23 febrero 2018 el 23 de Febrero de 2018

por

Rubén Licona Vázquez
En el cumplimiento de su 101 aniversario, la señora Margarita Merino Rodríguez fue festejada en el asilo “Luisa Ledward de Rendón”, en un emotivo convivio que congregó a los 57 anciantos que viven allí.

La señora Margarita Merino Rodríguez, se dijo muy emocionada por este festejo. Foto: Alina Krauss

Con la participación de un mariachi que entonó emotivas canciones, repartición de pastel y muchas felicitaciones, el cumpleaños de doña Margarita fue organizado de manera conjunta por Timbalaye, el Instituto Veracruzano del Deporte y el Patronato de Damas de Cruz Roja.

María Elena Mora Valiña, embajadora de la Paz y directora del Proyecto Timbalaye, expuso que con ello se brindan espacios de alegría en los que les permiten regalar la necesidad de amar, la posibilidad de ser felices y de sonreír, para que el alma fluya siempre color rosa, por el largo camino de la vida.

Doña Margarita Merino Rodríguez es felicitada por María Elena Mora Valiña, embajadora de la Paz y directora del Proyecto Timbalaye, organizadora del festejo.
Foto: Alina KRAUSS

La cumpleañera se dijo muy emocionada por este festejo que le agradeció a los organizadores, y también a Dios y a la Virgen que le han permitido llegar a más de un siglo de vida.

Con gran lucidez mental y un gran sentido del humor la festejada comentó que es originaria de Orizaba, “soy chayotera” -bromeó- en donde la mayor parte de su vida productiva se dedicó al trabajo de dependienta en establecimientos comerciales y almacenes.

Refiere que la vida quiso que permaneciera soltera, por lo que de familia sólo tuvo un hermano, menor que ella, quien trabajó en el Banco Nacional de México.

Foto: Alina Krauss.

Señala que lleva al menos 13 años de permanecer en esta estancia, en donde les atienden muy bien y les proporcionan buena alimentación y buen trato.

Comenzó a trabajar desde joven y lo hizo hasta ya entrada en edad porque expuso que fue siempre una persona sana.

Su actitud ante la vida es entusiasta, de alegría, porque está cierta de que el paso por este mundo hay que festejarlo, agredecerlo a Dios por las bendiciones que proporciona.

Foto: Alina Krauss.

Señala que en el asilo hay muchas personas que al igual que ella tienen la oportunidad de seguir viviendo hasta que el Creador lo decida, pero ese lapso, comentó, debe tomarse siempre como una actitud positiva.

En el festejo estuvo presente Lucila Ale de Ficachi, presidenta de las Damas Voluntarias.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

- US -