Zumby Pixel

Los globeros al borde de la extinción

Las ventas de globos han disminuido drásticamente, aunado a ello cada globero que se sitúa en el zócalo de Veracruz para vender su producto, debe pagar una cuota de 300 pesos para poder hacerlo.
La ilusión de todos los niños es un globo, asegura Noé López García. Foto: Alina Krauss.

Publicado 19 febrero 2018 el 19 de Febrero de 2018

por

*Noé López relata su experiencia como globero

*Globeros desertan del oficio ante situación económica

A pesar de toda la tecnología que pudiera tener frente a él, la ilusión en la vida de un niño siempre ha sido un globo, externa Noé López García, vendedor de globos de la ciudad de Veracruz, quien además afirma que la situación económica que se vive en todo el país ha afectado bastante al sector, pues en el zócalo, donde generalmente se sitúan a vender su producto, ya sólo restan alrededor de cinco globeros de los quince o veinte que había anteriormente.

Don Noé cuenta que nació en Zitácuaro, Michoacán, pero que a los meses de nacido sus padres lo trajeron a Veracruz, de donde nunca se ha ido; incluso asegura que nada le gusta más que el puerto, pues aunque ha tenido la oportunidad de conocer diferentes lugares, dice que nada se le asemeja.

Noé López García, globero. Foto: Alina Krauss.

Creció entre los globos, pues su padre, originario de la Ciudad de México, también se dedicaba al mismo oficio. Dice que hace 59 años sus padres decidieron venir a trabajar a Veracruz, precisamente durante un carnaval, y que desde entonces jamás se fueron de esta tierra.

Grupo MAS, sin atender fugas de agua en Veracruz

Se ha retirado el 50% de las gradas del Carnaval de Veracruz

La situación económica ha hecho desertar a muchos globeros del oficio. Foto: Alina Krauss.

Asevera que en el oficio de los globos hay temporadas buenas y malas y que a pesar de que pudo dedicarse a otro trabajo, la persona que se dedica a esto se acostumbra a ganarse unos “centavos” diariamente, mientras que en un empleo hay que esperar obligadamente una semana o quizás toda la quincena para percibir un sueldo.

Como Don Noé, hay muchos globeros que elaboran el producto que venden, sin embargo, actualmente esto se ha vuelto más difícil, debido a que el precio del tanque de gas helio se ha incrementado incluso hasta mil pesos, lo que provocado la deserción de muchas personas de este trabajo.

“Antes había como quince globeros, bueno, entre globeros y vendeglobos, pero ya ahorita en la actualidad quedamos como cinco o seis, porque ya no es costeable trabajar, a veces sales a trabajar toda la semana y no sacas ni para comprar una carga de helio”, comentó.

El precio del tanque de gas helio con el que se inflan los globos se ha incrementado hasta mil pesos. Foto: Alina Krauss.

Los globos son el único trabajo de Don Noé, quien dice que realiza algunas otras actividades como pintura o albañilería, aunque únicamente las hace para su familia o para él mismo. Afirma que se dedica a hacer y vender globos por tradición y porque para él ese mundo se ha convertido en su forma de vida.

Actualmente, con la nueva administración municipal, cada globero que se sitúa en el zócalo de Veracruz para vender su producto, debe pagar una cuota de 300 pesos para poder hacerlo.

- US -