Zumby Pixel

Flor, la historia de una niña sobreviviente al cáncer

La pregunta constante fue ¿porque a mi hija? No había respuesta, solo dolor.
En la gráfica se puede apreciar a la señora María del Carmen Sánchez, mamá de Flor del Carmen Hernández Sánchez, quien desde hace tres años, padece cáncer infantil. Foto: Manuel Pérez.

Publicado 16 febrero 2018 el 16 de Febrero de 2018

por

Por: Flor de Jesús Meza Cano

Flor del Carmen Hernández Sánchez, fue diagnosticaba en el 2015, con un astrocitoma (tumores generados por células cerebrales llamadas astrocitos) y el neurocirujano, le dio seis meses de vida. Este 2018, está cumpliendo tres años de ser una sobreviviente de cáncer infantil.

Su madre, la señora María del Carmen Sánchez, brevemente relató la historia de Flor, que a sus 7 años, le ha ganado muchas batallas al cáncer y la ha convertido en una verdadera guerrera.

De aspecto humilde, pero con una fortaleza envidiable, la señora María del Carmen, originaria de Soledad de Doblado, contó la historia de su hija. Bastaron 2 minutos, para poder sensibilizar a quien logró atender su relato.

Sobre todo lo duro que representó enterarse de que su pequeña hija, padecía de un cáncer que le podía arrebatar la vida.

La pregunta constante fue ¿porque a mi hija? No había respuesta, solo dolor.

“Como madre ha sido algo muy duro, al escuchar la palabra cáncer, como madre se me vino el mundo encima, a lo mejor una persona adulta se puede decir ya viví, ya disfruté, pero un pequeño que empieza a vivir la vida, pero nuestro señor Jesús, es quien nos ha ayudado a caminar el día a día y salir adelante, en este camino que ha sido bastante duro pero no imposible, Flor de ha visto muy grave, pero gracias a Dios, está sobreviviendo al cáncer”, comentó.

Durante la conmemoración del Día Internacional del Cáncer Infantil en Veracruz, que se celebra cada 15 de febrero, la señora María del Carmen Sánchez, mamá de Flor del Carmen Hernández Sánchez, agradeció a los médicos del Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV), en específico a sus doctores Sergio y Marisol.

Sin olvidar a la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), que siempre ha apoyado no solo a su hija Flor, sino a muchos niños y sus madres.
“Gracias Amanc y a cada uno que están presentes, Dios les bendiga”, concluyó.

- US -