Zumby Pixel

El periodista Rogerio Pano cuenta todos los detalles de su detención

Desmiente que haya sido amedrentado e incluso agredido como se especulaba.

Publicado 21 febrero 2018 el 21 de Febrero de 2018

por

Por: Miguel Ángel Cortés
Rogerio Pano se encontraba en el centro de la ciudad de Veracruz planeando una nueva investigación periodística cuando recibió una llamada por parte de sus familiares para que se apurara a llegar al Fraccionamiento Lomas Residencial, pues los colonos de esta unidad se encontraban a punto de bloquear la carretera Antón Lizardo-Boca del Río.

Allí, en el camino que conduce a la Riviera Veracruzana, vecinos de este fraccionamiento empezaban a llegar con sus autos para hacer un plantón frente a las oficinas de enlace del Ayuntamiento de Alvarado, luego de que por una orden judicial la empresa Inver Caz retirara las plumas de la caseta de acceso, para liberar el camino hacia el Fraccionamiento Residencial Mandara.

El periodista relata que al recibir el aviso se dirigió casi de forma inmediata hasta el Fraccionamiento Lomas Residencial, logrando librar el bloqueo. Estacionó entonces su automóvil a la entrada de esta unidad habitacional y tras entablar algunas conversaciones con vecinos que se encontraban ahí mismo, se trasladó hasta el lugar en donde los colonos se manifestaban.

Pano asegura no saber el porqué de su detención, pues en ningún momento llegó a alterar el orden, al contrario, se mantuvo siempre con el representante del Gobierno del Estado, con quien mantuvo diálogos para intentar coadyuvar a la situación, aprovechando su imagen pública como periodista, afirmó, viendo que detrás del bloqueo se encontraba una larga de fila de automovilistas afectados.

Tras observar que después de algún tiempo los ánimos empezaron a calentarse, invitó tanto a autoridades como a vecinos a retirar el bloqueo. En ese momento, se empezó a liberar el paso en uno de los carriles de la carretera.

Fue entonces cuando comenzaron a llegar al sitio elementos de la Policía Federal y de la Fuerza Civil, estos últimos quienes se dieron a la tarea de detener al periodista y otros tres vecinos afectados, quienes fueron trasladados a las instalaciones de esta corporación.

Rogerio Pano asegura que durante su permanencia en las instalaciones de la Fuerza Civil y de la Fiscalía General del Estado sólo recibió un buen trato y atenciones, desmintiendo así que haya sido amedrentado e incluso agredido como se especulaba.

El periodista aseguró que no formó parte del bloqueo y que a pesar de que consideró justo el reclamo de los vecinos afectados por el retiro de las plumas de acceso y el derribo de bardas del fraccionamiento, que incluso dañan también sus intereses, de la misma manera determinó que era justo el clamor de las personas varadas sobre el camino.

En la Fiscalía General del Estado, Pano fue notificado de que su detención se debió por los delitos de ultraje a la autoridad y obstrucción a las vías de comunicación. Su liberación, así como la de los otros tres habitantes del Fraccionamiento Lomas Residencial, se realizó alrededor de las tres de la mañana, sin que se tuviera que pagar una multa de por medio.

Por el momento, el comunicador desconoce si tendrá que presentarse de nuevo a declarar a la Fiscalía y comentó que por el momento sus abogados estarán al pendiente del proceso.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook/ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

 

- US -