Zumby Pixel

¿Por qué comer lechuga no es tan bueno?

existen otras verduras que pueden lograr el mismo efecto de la lechuga sin producir hinchazón.

Publicado 17 enero 2018 el 17 de Enero de 2018

por

La lechuga suele ser el ingrediente principal en algunas dietas.

 

Cuándo nos encontramos a dieta, generalmente nos dicen que incluyamos ensaladas ricas en proteína y fibra. Sin embargo, a la hora de prepararlas, no nos damos cuenta y podemos incluir ingredientes que en vez de ayudarnos nos perjudican. Tal es el caso de la lechuga, pues muy lejos de ser una hortaliza llena de beneficios como calmar el dolor, aliviar el cansancio, e incluso ayudar a retrasar el envejecimiento, nos perjudica en el organismo, pues su tronco esta lleno de calmantes naturales que hacen que nuestro sistema digestivo los traduzca y relaje el intestino a la hora de consumirlas.

También produce un efecto de retención de líquidos por los calmantes naturales de la lechuga. El metabolismo empieza a volverse más lento y produce inflamación en el vientre y zonas específicas, así como la proliferación de gases, hinchazón y malestar en el estomago.

Existen otras verduras que tienen un efecto similar al de la lechuga pero sin llegar a hincharnos y sentir malestar, como el pepino, espinacas, berros y zanahorias. Una ensalada a base de estos alimentos puede evitar la hinchazón generada por la lechuga.

 

 

US - US -