Zumby Pixel

Lo que debes saber sobre la comezón vaginal

Pero lo que sí sabemos es que es incómoda y a veces dolorosa… pero no siempre es razón de algo normal.
Foto: Salud

Publicado 23 enero 2018 el 23 de Enero de 2018

por

La comezón vaginal es real. A veces es culpa de unos pantalones apretados, y a veces es ocasionada por una infección vaginal. Pero lo que sí sabemos es que es incómoda y a veces dolorosa… pero no siempre es razón de algo normal.

Irritantes externos

El factor más común detrás de la comezón vaginal es principalmente externo, el cual engloba distintos factores que afecta, tanto a la vagina, como a la vulva. Productos externos pueden provocar una reacción alérgica, tales como toallas húmedas y jabones. Y, aunque no sucede seguido, es posible tener ronchas ahí por culpa de una garrapata o alguna araña, especialmente si expones mucho tu zona íntima.

Lo ideal es que te cuides mucho si sales al bosque o algún parque. Y en cuanto a jabones y toallas, lo ideal es evitar productos que tengan aroma. Como sabrás, es importante comprar un jabón vaginal y utilizar toallas húmedas, hechas específicamente para el área vaginal.

“Productos milagro”, dañinos para la salud

Otro gran culpable es la depilación. Técnicamente ésta provoca comezón en la vulva sin excepciones. El rastrillo es el más común, pero hay personas que reaccionan de manera diferente con la cera o las cremas depilatorias.

Si notas alguna irritación que esté relacionada con tu rutina de depilación, lo ideal es cambiarla. Si te lastima el rastrillo, prueba con la cera. Y, si me permites decirlo: ¿por qué no simplemente dejas de depilarte?

Y, por supuesto, están las alergias a ciertos materiales, principalmente el látex. Si notas que tienes comezón después de tener sexo con condón, checa los ingredientes utilizados en el condón. Si uno de ellos es látex, busca otra alternativa.

Infecciones

De las infecciones que causan comezón, la de Cándida es la más común. En primer lugar sentirás la incomodidad, y luego podrías presentar flujo vaginal blanco. Sin embargo, el principal síntoma es la comezón incómoda e insistente.
El flujo vaginal es clave, pues te ayudará a diferenciar una infección de hongos con vaginosis. Ésta usualmente provoca mal olor. Por supuesto, lo ideal es que lo consultes con un ginecólogo que pueda decirte fácilmente qué es lo que sucede y cómo arreglarlo.

Viven con VIH-Sida 16 mil veracruzanos

Y por último, pero no menos importante: la comezón puede ser culpa de una ITS: ladillas. Si miras hacia abajo, notarás puntos negros. Y si en verdad pones atención, esos puntos podrían moverse.

Condiciones de la piel

Éstas son más raras, pero como el ardor cerca de la vagina, las condiciones de la piel como el eccema y la psoriasis pueden afectar la vulva y ocasionar comezón. Sin embargo, un dermatólogo o ginecólogo podrían ayudarte con el diagnóstico y el tratamiento.

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

- US -