Zumby Pixel

Tu lo quisiste Fraile Mostén, tu te metiste ¡Tú te lo ten!

Cuando se olvidan que son figuras públicas, que en tanto estén en representación "de", de tal figura y posición el público puede criticar y hablar y en el caso de los medios de comunicación es deber de ellos hacerlo.

Publicado 05 enero 2018 el 05 de Enero de 2018

por

Lic. Guillermo Ingram

En la cuestión esta de los medios, del glamour, la fama y estar en lo que Andy Warhol dijo: “En el futuro, todos serán famosos mundialmente por 15 minutos”, todos quieren estar, aun pagando, sobre todo los políticos, pero ahora resulta todos ellos quieren que se hable muy bonito de ellos y que se digan lindezas de lo contrario utilizarán la fuerza a su disposición para acallar tales cometarios. Cuando se olvidan que son figuras públicas, que en tanto estén en representación “de”, de tal figura y posición el público puede criticar y hablar y en el caso de los medios de comunicación es deber de ellos hacerlo.

POR EL BIEN COMÚN, LAS FIGURAS PÚBLICAS DEBEN SER CRITICADAS

Hoy vemos que dentro de toda la tristeza que significa verlo desempeñar ese puesto en donde han estado figuras de tal magnitud como Abraham Lincoln, Franklin D. Roosevelt, Dwight D. Eisenhower, John F. Kennedy, el maquiavélico y mula de Richard Nixon, y grises como Harry S. Truman, quienes jamás dijeron ni pío de todo lo que de ellos se dijo en tanto figuras públicas y me refiero al patán del Trumpas, hoy está utilizando la fuerza del Ejecutivo Americano para impedir la publicación de un libro donde queda todavía más denostado por su actuación tan pobre y fea al frente de la tal vez, más importante oficina pública del mundo. Pareciera en él y para desgracia del pueblo americano que lo eligió, se aplica mejor que nunca aquella máxima bíblica de “Vánitas vanitatum, et ómnia vánitas” (Vanidad de vanidades, todo es vanidad. Eclesiastés 1: 2). Cuando que puestos de esa magnitud y trascendencia requieren de proyectar simplicidad, incluso hasta grisura como la de Harry S. Truman. Pero este cuate, el Trumpas, se pelea hasta con su sombra, insulta a todo el que tiene enfrente y como les decía ayer, sólo porque Calígula era delgado, pero mucha comparación hay con el proceder de este emperador, definido como: “La demencia en el poder”. Pues hasta en la calvicie se parecen, que Calígula, si se observa con detenimiento sus estatuas que han llegado hasta nuestros días, se ve como se peinaba todo el cabello hacia adelante, por esa incipiente calvicie que ya lo abrumaba. En el caso del Trumpas, luce “con mucho cabello”, en función a una operación de cuero cabelludo que se realizara, para eliminar la coronilla calva y la frente de “media cancha” que se avienta.

Según leí, todo eso incluso lo ha platicado su hija Ivana o Ivanka.

¡PA’SU MECHA! SOSPECHO LE HA IDO Y LE VA A IR PEOR

Pues hoy, amén de haber puesto de moda el arremeter en contra de los medios (caro lo pagará, no olviden al taimado y maquiavélicamente perverso de Nixon, salió en virtud a los medios, habiendo iniciado todo el Washington Post, con la investigación de dos inocuos reporteros, pero, que estuvieron asesorados por “garganta profunda”, un enemigo de Nixon y que sabía mucho) y atacar e insultar a cuanto reportero puede, hay mucha más gente ya agredida por Trumpas, por lo que el asunto de la “inteligencia” rusa metida en las cuestiones electorales cuando las elecciones presidenciales donde gana Trump, no se olvida y cada vez pareciera manos piadosas intentan cerrar más el cordón de tal prevaricación y Trumpas, cual chivo en cristalería trata de detener muy a su modo y estilo, lo cual no es nada aconsejable.

DICHO CON RESPETO, ATACAR LOS MEDIOS, ES GOLPEAR UN PANAL DE AVISPAS AFRICANAS

No olvidemos la historia, esa gran señora que cuando uno se olvida de ella, se encarga siempre de recordarnos de que existe, pero mandándonos a la lona cada vez que pretendemos ser más que otros. El mismo Nixon, con todo y su gran preparación, cultura, el saber político y su gran maquiavelismo, sucumbió a la vanidad y miren lo que le sucedió.

Bueno, pues… al tiempo. Por lo pronto ¡Qué ridículo hace ese señor! Y es que es ¡Una tras otra! Ahora, con el escándalo por él armado, hasta los que no sabíamos de la existencia de tal texto, a presentarse al público en estos días. Título: “Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump”. Autor: El periodista estadounidense Michael Wolff.

“LA PLUMA ES MÁS FUERTE QUE LA ESPADA”: E. BULWER-LYTTON

Por lo tanto, hay que hacerse del libro, leerlo y quedarse sentado con un buen paquete de palomitas para ver el desenlace de este vodevil.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

- US -