Zumby Pixel

Primer discurso del “Estado de la Nación” de Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump. Foto: EFE

Publicado 31 enero 2018 el 31 de Enero de 2018

por

Tradición que data de 1790

Dr. Armando Rojano Uscanga

El discurso del Estado de la Unión que una vez al año realiza el Presidente de los Estados Unidos es una de las tradiciones a las que deben su estabilidad y constante progreso. Consiste en un informe al Congreso sobre el estado del país, en que el presidente presenta sus propuestas legislativas para el año que inicia, pues casi siempre ha sido presentado en enero.

El primero en pronunciarlo fue George Washington, el 8 de enero en 1790, en Nueva York, capital provisional del país. En 1801, el presidente Thomas Jefferson discontinuó la práctica de darlo en persona al Congreso, por considerarlo muy monárquico (como el Discurso del Trono inglés) y fue presentado por escrito y enviado al Congreso para ser leído. En el 1913, el presidente Woodrow Wilson reinició la práctica de leerlo en persona, hasta hoy, con pocas excepciones.

En el discurso de la Unión, el presidente reporta lo más relevante de su administración durante el año pasado, y lo que espera hacer en el año que comienza. El protocolo es legendario y los invitados muy connotados, entre ellos el propio presidente al que no le permiten entrar a la sala de sesiones sin permiso explícito del Congreso. Y un dato curioso (y práctico) es que un miembro del gabinete no se presenta a la ceremonia, por si ocurriera algún incidente (le llaman “sobreviviente designado”). El discurso dura una hora, y el más corto hasta ahora fue el de Washington, de 833 palabras pronunciadas en 8 minutos. Los miembros de la Corte Suprema casi nunca aplauden, demostrando la división de poderes y su imparcialidad.

Seguramente, estos y otros detalles son tomados en cuenta por el presidente en su primer informe, evitando que pase a ser anecdótico.

 

 

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

- US -