Zumby Pixel

Mínimo desempleo en el Reino Unido, pese al Brexit

Mínimo desempleo en el Reino Unido, pese al Brexit

Publicado 26 enero 2018 el 26 de Enero de 2018

por

Mientras en el continente europeo negocian salario mínimo de 1000 euros

Dr. Armando Rojano Uscanga

No pasa un día sin que alguna multinacional anuncie que se irá del Reino Unido (RU) cuando se concrete el Brexit. Y el turno es de JP Morgan que anuncia que trasladará más de 4,000 empleos fuera de RU tras el rompimiento. Sin embargo, el mercado laboral inglés está más fuerte que nunca y se necesitan 810.000 trabajadores, la tasa de paro podría caer del 4% este año, los salarios crecen con más fuerza, aunque debajo de la inflación y el número de puestos de empleo vacantes está en máximos históricos. El desempleo disminuyó en 3.000 personas en el período, la tasa de paro en el menor en 42 años, en un 4,3%, según la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS en inglés). La inactividad cayó a nivel más bajo desde el invierno de 2000-2001 y las vacantes registran un nuevo récord.

En el trimestre de septiembre a noviembre de 2017 en el RU se dio un aumento del empleo y un mayor crecimiento salarial. La cantidad de personas ocupadas aumentó en 102.000 y marcó un récord a pesar de las estimaciones del mercado que preveían una caída. El incremento de los salarios se aceleró hasta el 2,4%, el más alto en casi un año, aunque muy por debajo de la inflación, lo que llevaría al Banco de Inglaterra (BoE) a votar un nuevo aumento de los tipos de interés, arriba de los tipos del continente europeo. La holgura o debilidad (slacken) en el mercado laboral incide en las políticas del BoE que elevó en noviembre los tipos de interés por primera vez en una década, preocupado de que la baja productividad redujera el crecimiento potencial de la economía, por lo que el 8 de febrero anunciará su política monetaria y sus pronósticos de crecimiento e inflación.

Mientras en el RU hay más empleo y se acotan los salarios, en el continente, en España y pronto en toda Europa, los sindicatos pedirán un alza media del 3.1% con un salario mínimo de 1.000 euros. Su cálculo incluye un alza del 1,6%, por la previsión de inflación del Gobierno para 2018, más un incremento del 1,5% que garantice la recuperación del poder adquisitivo. Así, los salarios subirían, una décima más de lo que contemplaba su anterior recomendación y quieren que la productividad se incorpore como elemento para determinar la subida salarial, pero siempre que se sitúe por encima de la inflación. De esta manera, el salario se elevaría por encima del 3,1% y, si la productividad de la empresa es menor que el aumento del IPC, actuaría el porcentaje suelo del 1,6%. Sin embargo, nadie aporta la fórmula adecuada para medir la productividad.

US - US -