Zumby Pixel

Patético

Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz.

Publicado 30 enero 2018 el 30 de Enero de 2018

por

Por Pompeyo Lobato Ortiz

La realidad que viven los veracruzanos más pobres, lacera esperanza de cambio
Solo un joven valiente como Américo Zúñiga puede dirigir un PRI hecho pedazos
Coalición PAN-PRD-MC sigue reclutando precandidatos de muy mala reputación

Saludos para Rogelio Franco Castán

PATÉTICO

En Veracruz hay una realidad tangible, reveladora de un estado que vive para llorar, las cifras alegres del Jefe del Ejecutivo Estatal Miguel Ángel Yunes Linares, sobre el único renglón que atiende cada semana, que es el de la inseguridad pública, sigue igual o peor que antes, lo demás que camine solo. Al Mandatario solo le preocupa, en lo que ocupa diariamente sus acciones, es que su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez gane la elección de gobernador en las votaciones del primer domingo de julio próximo. Hasta ahí.

Esto para nada lo revela EL DICTAMEN, es lo que dice la gente en todo el territorio estatal, lamentable condición que paulatinamente va confirmando en sus recorridos el acucioso doctor en economía Rafael Vela Martínez, Subsecretario de Desarrollo Regional de la SEDESOL local, dependencia en manos de la talentosa Indira de Jesús Rosales San Román, donde se manejan muchos millones de pesos en presupuesto para el abatimiento de la pobreza en primer lugar, pero que desafortunadamente es un dinero de papel bond presente nada más en cifras del extraviado Congreso Local, sin aterrizar donde se necesita.

Investigador de la Universidad Veracruzana, que entrara al gobierno Yunista en el paquete de negociaciones con el PRD, el doctor Vela regresa de sus giras con el ánimo en los pies, debido al cuadro de indefensión por el galopante desempleo que se vive en las comunidades.

VALENTÍA

Es de reconocerse el valor civil, con buena dosis de virtudes políticas, del joven presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Américo Zúñiga Martínez. Heredero directo de esa gran corriente incluyente de eficaces servidores públicos, honestos, creada por su progenitor el profesor y licenciado de gratos recuerdos Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, toda una institución del servicio público, al vástago le toca enfrentar ahora la rudeza de una segunda generación que como él, tratan de abrirse paso en el fangoso campo de la grilla veracruzana, con la diferencia de que por lo menos dos avanzan con el impulso de la omnipresencia de sus padres, condición que les propicia apoyos ilimitados, inexistentes en el partido tricolor, que además debe cargar con el peso de enemigos o traidores internos que son los que más perjudican al Revolucionario, tal perspectiva encara Américo.

En ese son, adelantándose al tiempo, el ex alcalde de Boca del Río Miguel Ángel Yunes Márquez, busca la gubernatura con la vara alzada del Jefe del Ejecutivo Estatal del mismo nombre. Los viejos, veteranos con muchas tablas en el escenario electoral hacen su chamba, los nuevos van nadando de muertitos, alentados por los elogios de sendas manchas de aduladores que los rodean, la mayoría chapulines del barco tricolor que hoy navega en deriva.

DUDOSO

Grave, bastante, pero además, difícil de creerse, la versión oficiosa que circuló desde el viernes en redes sociales, asegurando que nunca fue detenido Rubén Bordes Posadas, conductor de la camioneta Lobo que la mañana del miércoles anterior chocó en el Libramiento de Cardel contra un automóvil Mazda procedente de Tierra Blanca con destino final Xalapa, en cuyo interior fallecieron al brutal impacto Sergio Gabriel Manríquez Gallardo, la maestra María Eugenia Gallardo, el bebé de seis meses Sebastián Manríquez Guerra.

Se publicó que Rubén Bordes Posadas manejaba en estado de ebriedad invadiendo el carril contrario en la bifurcación del libramiento, cuando circulaba del este al oeste. Se comentó que manejaba hablando por teléfono celular, ignorando advertencias de personas que lo vieron poco antes del encontronazo. Trascendió haber sido llevado al Hospital del IMSS en Cardel, de donde fue dado de alta sin que intervinieran las autoridades ministeriales.

Igual se filtró en el nosocomio que Bordes era pariente del precandidato del PRI al gobierno del estado, José Francisco Yunes Zorrilla, que negó raíces familiares, solo lo conoce, aseguró el serio Pepe.

PILLERÍAS

Debería saber el incoherente diputado local Sebastián Reyes Arellano que “palo dado ni Dios lo quita”, así que nada vale su intento de componer las cosas cuando textualmente dijo que la zona sur estaba muy tranquila, que eran los medios los que magnificaban la inseguridad, saliendo ahora con la tontería de que fueron malinterpretadas sus palabras. Lo que pasa es que este aprendiz de político, beneficiado con la tómbola de Morena, partido al que renunció, piensa que el electorado es tonto para votar por un representante popular que vive en la luna.

DOLOR

Ayer fueron sepultados en el cementerio municipal de Alvarado, los restos de Nohemí Santos Sosa, hija de ese gran psiquiatra que atiende abultada agenda de citas de políticos en el Puerto de Veracruz, el respetable médico Eusebio Santos Tello, al que extendemos un abrazo solidario.

[email protected]
Facebook Loshunos Atila
Twitter @loshunos

 

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

- US -