Zumby Pixel

95 muertos y 158 heridos en atentado de una ambulancia bomba en Kabul

La zona se encontraba especialmente concurrida por tratarse del descanso para el almuerzo en un día laboral para la mayoría de los afganos.
Foto: Twitter

Publicado 27 enero 2018 el 27 de Enero de 2018

por

Casi un centenar de personas han resultado muertas este sábado y otras 158 heridas en un atentado en el centro de Kabul. El ataque, con una ambulancia cargada de explosivos, es el cuarto que sufre la capital afgana en el último mes y el más sangriento desde el camión bomba que en mayo del año pasado causó 150 muertos.

Los talibanes se han atribuido la matanza, al igual que hicieron con el asalto al hotel Intercontinental hace una semana.

Los últimos datos que tenemos son de 95 muertos y 158 heridos”, ha declarado Waheed Majroh, portavoz del Ministerio de Sanidad, seis horas después del atentado, citado por ToloNews. La gravedad de algunos hospitalizados hacía temer que el número de víctimas mortales siguiera aumentando.

Foto: Twitter

Turista japonés grita, salta y se baña en un río a 60 grados bajo cero (VIDEO)

Era poco antes de la una de la tarde local (tres horas y media antes en la España peninsular) cuando una ambulancia cargada con explosivos ha estallado en un control de la policía en el centro de Kabul, al lado de la popular Chicken Street y de varias embajadas, entre ellas la de la Unión Europea.

Es una masacre”, ha manifestado Dejan Panic, el coordinador en Afganistán del grupo de ayuda Emergency, que gestiona un hospital especializado en trauma cercano al lugar de la explosión. Ese centro ha recibido 131 heridos, según ha informado en su Twitter.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), por su parte, denuncia el uso de una ambulancia para perpetrar el atentado. “Podría considerarse perfidia bajo el DIH (Derecho Internacional Humanitario). Inaceptable e injustificable”, ha tuiteado su oficina en Afganistán.

Foto: Twitter

El hombre más grande y la mujer más pequeña del mundo ¡juntos!

Este nuevo ataque de los talibanes, cuyo asalto el hotel Intercontinental una semana antes causó al menos 22 muertos (14 de ellos extranjeros), contradice la confianza mostrada tanto por el presidente afgano, Ashraf Ghani, como por EEUU, en que una nueva estrategia militar más agresiva ha logrado echarles de los centros urbanos. Desde el pasado verano, la Administración Trump ha apostado por un aumento de los bombardeos sobre los insurgentes con el fin de inclinar la balanza hacia las fuerzas de seguridad afganas y obligar a aquellos a negociar. Los rebeldes se empeñan sin embargo en demostrar que no les han debilitado.

 

Síguenos en Facebook EL DICTAMEN.

Más noticias AQUÍ.

- US -