Zumby Pixel

¿Qué pasa si difundo información que afecte la honra de alguien?

No importa si es verdad o mentira, el afectado puede pedir la reparación del daño, y ello dependerá de la afectación económica que se causó a la persona.

Publicado 05 enero 2018 el 05 de Enero de 2018

por

  • No es delito comunicar hechos que puedan afectar la honra de una persona, por lo tanto no hay penas de prisión.
  • La reparación del daño dependerá de la afectación económica que se causó a la persona.
  • El afectado puede reclamar grandes cantidades de dinero “al estilo gringo”.
  • Debe usarse la palabra “presunto o presuntamente” y conceder el derecho de réplica.
  • No importa si la información fue emitida por un medio de comunicación o cualquier civil.

Para los que poco entendemos de la ley, delitos, derechos, hace poco alarmó unos cambios al Código Civil pues destacaba que al difundir en un medio tradicional o electrónico, un hecho cierto o falso, que pueda causar deshonra de alguien tiene consecuencias, pero ¿Cuáles son?, el abogado René Liñero Baqueiro nos explica.

Actualmente en la legislación veracruzana dejó de considerarse delito las conductas que afecten el honor (al igual que las injurias) dejando su reparación para los códigos civiles.

No hay penas de prisión ni ninguna consecuencia penal

En el ámbito de la reparación del daño, está debe darse en un juicio civil y su cuantificación dependerá de la afectación económica efectiva que se causó a una persona, por ejemplo, si perdió su trabajo, clientes, dejaron de darle crédito, si necesita tratamiento psicológico, si se le causó un desperdicio en la comunidad, etc.

Diputados aprueban proteger la “honra”, más allá de la verdad

La libertad de prensa, expresión y de manifestación de las ideas NO son derechos absolutos

Debe tratarse la información respaldada con hechos bien investigados y utilizando la palabra “presunto o presuntamente” y conceder el derecho de réplica que prevé la ley de imprenta.

Lo anterior según el criterio reiterado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el marco de la protección de los derechos humanos y por lo tanto de su dignidad, su imagen personal y su honra.

Con esto no se limita la libertad de prensa, sino únicamente existe una exigencia mayor en el señalamiento, los adjetivos que deben utilizarse y que no deben de prejuzgar sobre la verdad.

Pueden reclamar a lo “gringo”

La Suprema Corte de Justicia ha abierto la puerta a lo que se conoce como daños punitivos. No existen prácticamente limitaciones en la cuantía que se puede reclamar, si no habrá que analizar con las pruebas en el juicio, no solo el monto del daño causado, sino también una indemnización económica, cuya finalidad es la de que el individuo afectado pueda restaurar su vida social, económica, política y cualquier otra análoga de manera real y efectiva.

La intención es lo que cuenta

No es lo mismo la intención de informar, que la intención deliberada y premeditada de dañar la imagen de una persona por intereses oscuros de algún medio de comunicación (por encargo político por ejemplo).

Como conclusión, podemos darnos cuenta, que al igual que sucede en los Estados Unidos de América o de Europa, cualquier individuo puede demandar un medio de comunicación y ya será en juicio donde se decida si la información fue adecuadamente manejada, o si por el contrario, en su mal manejo se cause un daño moral la persona.

US - US -