Zumby Pixel

Don Gonzalo regala momentos de alegría en el zócalo de Veracruz

Todo el que circula por el Zócalo de Veracruz y tiene la fortuna de encontrarse a su paso a Don Gonzalo, seguro le alegrará no la vida, pero sí el momento de verlo caminar con unos lentes de broma con ojos falsos
Don Gonzalo ¿Porqué es tan feliz? Respondió "Porque siempre he sido así, para qué voy a estar amargado, a mí me gusta ser feliz y no amargar a la gente". Foto: Alina Krauss.

Publicado 13 enero 2018 el 13 de Enero de 2018

por

Flor de Jesús Meza Cano

“No hay secretos para la felicidad”

El creador de la famosa tira cómica Mafalda, decía “Comienza tu día con una sonrisa, y verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo” y Don Gonzalo, un veracruzano de 76 años, seguro comprende muy bien el mensaje del caricaturista argentino Quino.

Ciencia demuestra que una sonrisa no significa felicidad

Todo el que circula por el Zócalo de Veracruz y tiene la fortuna de encontrarse a su paso a Don Gonzalo, seguro le alegrará no la vida, pero sí el momento de verlo caminar con unos lentes de broma con ojos falsos.

Don Gonzalo camina, no desperdicia la música que se desprende de una marimba que toca en Los Portales y baila a su ritmo.
Foto: Alina Krauss.

No hay duda, todos voltean a verlo, porque camina y no desperdicia la música que se desprende de una marimba que toca en Los Portales y sin importar el qué dirán, baila a su ritmo.
Un paso a la izquierda, un paso a la derecha y porqué no, una vuelta, es suficiente para sacar una sonrisa a quien está dispuesto a otorgarla.

Aunque la mayoría de las personas que circulan por el zócalo de la ciudad, ni siquiera lo voltean a ver y prefieren caminar aprisa y conservar diferentes gestos en sus rostros, algunos de enojo, otros de preocupación y otros de indiferencia.

No lo pude resistir y pregunté ¿Porqué es tan feliz? Respondió “Porque siempre he sido así, para qué voy a estar amargado, a mí me gusta ser feliz y no amargar a la gente”.
Nuevamente le cuestioné ¿Siempre ha sido así? Respondió “Así soy yo, con nadie me meto”.

Y sin estar satisfecha aún, volví a preguntar ¿Qué lo hace feliz? Me miró extrañado y respondió otra vez “yo siempre he sido así”.
¿Qué lo enoja? Respondió “Que no me paguen mi pensión, nada más, pero no me enoja nada”.

Pero ¿Hay momentos buenos y malos? Respondió “Todos son buenos para mí”.

Y agregó “No hay secreto para la felicidad, los chavos no deben sentirse amargados y que no amarguen a la gente”.

Sin duda, él no se siente diferente, para Don Gonzalo Iturriaga Sánchez, estar contento y expresarlo le brota por el cuerpo, pero más por el alma.

Estoy segura que Don Gonzalo, no tiene facebook, instagram y demás redes sociales, para fingir que es feliz, porque para saberlo, sólo basta con verlo.

Don Gonzalo, quien tiene una complexión delgada, pelo canoso y una fortaleza física envidiable, es pensionado, luego de haber trabajado por 60 años en una agencia aduanal.
Toda su vida ha transcurrido en el puerto de Veracruz.

Durante la entrevista para EL DICTAMEN, Don Gonzalo no paraba de moverse, siempre conservando su accesorio principal que es su sonrisa.

Su personalidad es contrastante y deja en evidencia que aún existen veracruzanos reales, como se dice en la actualidad, sin ningún filtro.

US - US -