Zumby Pixel

Japón es un paraiso laboral

En octubre, por cada 100 demandantes de empleo se ofertaron 155 puestos, lo que supone aún más que el mes precedente y representa el mayor nivel de oferta frente a la demanda desde enero de 1974.

Publicado 14 diciembre 2017 el 14 de Diciembre de 2017

por

Por cada 100 demandantes de empleo se ofertan 155 puestos

Dr. Armando Rojano Uscanga

Comparado con nosotros Japón es un país minúsculo, pues tiene sólo la cuarta parte de nuestro territorio, pero nos supera en muchos aspectos, principalmente en su capacidad para progresar creando empleos, pues su índice de desempleo se mantuvo en el 2,8 por ciento en octubre, la misma cifra que los cuatro meses precedentes. Y esa cifra es real, no maquillada.

El número de personas sin empleo en octubre en el país asiático fue de 1,81 millones, lo que supone una reducción de 140.000 personas o un 7,2 por ciento menos que en el mismo mes de 2016, según datos del Ministerio del Interior y Comunicaciones. El número de japoneses con trabajo ascendió a 65,81 millones, 610.000 o un 0,9 por ciento más que en octubre del año pasado.

La oferta de trabajo en relación con la demanda se mantuvo en niveles récord, lo que vuelve a poner de relieve la rigidez del mercado laboral japonés y representa una traba para el crecimiento de la tercera economía mundial, sumida en un acelerado proceso de envejecimiento demográfico.

En octubre, por cada 100 demandantes de empleo se ofertaron 155 puestos, lo que supone aún más que el mes precedente y representa el mayor nivel de oferta frente a la demanda desde enero de 1974.

Además, los salarios en Japón están entre los mejores del mundo pues el gobierno propicia su aumento constante, con medidas como beneficiar con recortes de impuestos a empresas que los suban. En este momento están ultimando un plan para recortar el impuesto sobre la renta hasta en un 20 % a las empresas que aumenten los salarios de sus empleados, una medida que busca apoyar los esfuerzos de las empresas para fortalecer su productividad. En la actualidad, las grandes compañías que elevan los salarios de sus trabajadores se benefician de un recorte del impuesto de hasta 10 %.

 

- US -