Zumby Pixel

Los mejores presidentes de México no pasaron de licenciatura

Además se nota el sistema teme a AMLO (dicho sea de paso, no le voy al tabasqueño, su estilo no me gusta ni jamás me ha parecido, pero, tiene todo el derecho del mundo, como cualquier otro ciudadano mexicano...

Publicado Hace 8 días el 06 de Diciembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

Ahora los mexicanos estamos siendo bombardeados en nuestros adminículos de comunicación con toda una gama de supuestos “correos espontáneos” que nos tratan de mostrar las bondades de las que gozaremos si con nuestro voto hacemos que Meade se convierta en Presidente de la República, lo cual no es sino viles refritos de las campañas anteriores, pues cómo es que siendo el súper hombre que nos están indicando, así como toda una lumbrera en lo que respecta a conocimientos y experiencia él ha sido la pieza clave para toda una gama de sucesos por demás negativos para el pueblo de México, como lo fuera el Fobaproa y los malditos gasolinazos que ya nos tienen en la vil calle en materia económica a los mexicanos que no pertenecemos a la Dorada Burocracia.

¡PA’SU MECHA! AHORA SI SE NOTA VEN CON TEMOR A AMLO

Además se nota el sistema teme a AMLO (dicho sea de paso, no le voy al tabasqueño, su estilo no me gusta ni jamás me ha parecido, pero, tiene todo el derecho del mundo, como cualquier otro ciudadano mexicano en el goce y disfrute pleno de sus derechos a contender por la presidencia), pues a cada rato llega a mi celular ese “dato estadístico” de que al señor Meade poco le falta para ser premio Nobel y prócer mexicano y en cambio AMLO es una bestia peluda, el cual no rebuzna porque la nota le viene alta. Esto, lejos de darle para abajo a AMLO, lo catapulta. Es una estrategia pésima para posicionar a Meade.

LOS TÍTULOS ACADÉMICOS NO SON GARANTÍA ALGUNA

Pues para empezar, los buenos Presidentes que ha tenido México todos han sido sólo de nivel de licenciatura, como lo fuera Juárez, Don Porfirio y Don Adolfo Ruiz Cortines, y este último creo llego hasta tenedor de libros. Y los tres no me lo van a negar fueron lo mejor que los mexicanos hemos tenido en la presidencia del país. Toda la pesadumbre se nos vino encima a partir de finales del sexenio de Echeverría cuando la llamada “efebocracia” o como dijera Don Jesús Reyes Heroles: “jóvenes que se cayeron para arriba”. De ahí, a partir de Salinas de Gortari, puros postgraduados en el extranjero y traían títulos por kilo ¡Y miren como han dejado al país! ¡En la pura desgracia! Los mexicanos no hemos visto la nuestra desde diciembre de 1976. Así que ser muy letrado o con grandes títulos académicos no es la solución a la grave problemática que hoy por hoy padece el país, pues son precisamente todos esos Doctores que han gobernado los que nos han metido en la calle de la amargura a la inmensa mayoría de los mexicanos. Claro, haciendo la muy honrosa excepción con el señor Fox, que éste sí “está muy ojón para ser paloma y muy redondo para aguacate”. Allá los que votaron por él, salió más bruto que un arado, pero ya les andaba por votar por este paniaguado. Por lo tanto, no es requisito tener tantos títulos para ser un buen Presidente, sino saberse rodear de gente capaz. El ejemplo lo tenemos en Juárez y Don Porfi, que sus respectivos gabinetes también han sido los mejores de la historia independiente de México.

¿Y CÓMO NOS HA IDO HASTA AHORA?

Ahora, otra cosa, llevamos ya varias elecciones en que se nos dice que con AMLO el país se iría a la ruina y seguramente en el presente los mexicanos estamos en pura jauja, amén de que la violencia ni se siente en toda la nación, que hasta el Papa ya ha llegado a externar que su patria natal, Argentina, no se vaya a “mexicanizar”, esto como sinónimo de violencia extrema.

Pero, es cuestión de cada quien optar por la vertiente que mejor les convenga o convenza, eso sí ¡Cada quien se equivoca solo!

ESO SI ¡NI A CUAL IRLE!

Lo que si es cierto en todo lo que ya estamos enfrentando los mexicanos en materia electoral, es la falta de liderazgo prevaleciente en todos los órdenes, que además, esto incluye el no tener los votantes carta fuerte alguna por quien votar, estamos en la lona como todos podrán darse cuenta. Ni siquiera ahora hay el “menos peor” como se dijo en su momento en tiempos pretéritos, no hay ni a cuál irle.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

 

- US -