Zumby Pixel

La utopía

Y eso precisamente es lo que pareciera lo propuesto por el Papa Francisco. Lamentablemente se tardó mucho la Iglesia para permitir a un jesuita llegar al papado, tal vez haya sido muy tarde.

Publicado 27 diciembre 2017 el 27 de Diciembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

Como se los he comentado, esta palabra –la del título- la inventó el llamado “Santo de los políticos mexicanos”: Tomás Moro (Canciller de Enrique VIII de Inglaterra), en el libro del mismo nombre, producto de la unión de dos palabras griegas “OU”: no; y “TOPOS”, lugar. O sea, un sitio sin lugar.

Y eso precisamente es lo que pareciera lo propuesto por el Papa Francisco.

Lamentablemente se tardó mucho la Iglesia para permitir a un jesuita llegar al papado, tal vez haya sido muy tarde. Pues los jesuitas han sido la orden más perseguida y cancelada en la historia de la Iglesia. Ellos, los “soldados de Dios” han sido reconocidos como la “materia gris” (pensantes, la mera intelectualidad) de la Iglesia. Lástima que no los dejaron llegar hace muchos años al papado, otro gallo les hubiese cantado a los eclesiásticos ¡Y al mundo! Pero, a estas alturas del mensaje y el partido ya todo parece imposible. Sobre todo porque están canijos los intereses creados detrás de todas esas guerras señaladas por el Papa en su discurso del mensaje a la Ciudad y al Mundo.

TUVIERON SU CHANCE PERO NO LO APROVECHARON

Cambiar de manera pacífica la mentalidad de los millones de seres humanos que poblamos este ya altamente depredado planeta se antoja irreversible. Todos estamos montados en una idea fija, con metas materialistas.

Y los enfrentamientos que señaló el Papa Paco, sin duda alguna van a llevar a la humanidad entera a enfrentar algo realmente feo, que tal vez eso le permita a los sobrevivientes recapacitar en esa forma “caduca de desarrollo” y se desarrollen entonces con otra mentalidad.

EN LA BIBLIA PARECIERA ESTAR ESCRITO EL DERROTERO DE TODO ESTE COCHINERO

Y, sin dármelas de exégeta ni nada por el estilo, las broncas que hoy por hoy enfrentamos vienen de lo narrado en la Biblia, desde cuando Abraham rompe con la norma judaica y le da la progenitura a su hijo Isaac en lugar de a Ismael –que había tenido años antes con la esclava Agar, a solicitud de Sara, la esposa. Que de acuerdo con la ley judía él, Ismael era el primogénito-, que a partir de ahí viene el encono entre los judíos (descendientes de Isaac) y los árabes (descendientes de Ismael). Y de ahí, el cristianismo, monopolizado y casi concentrado en la Iglesia Católica, interpretan aquello de “no reunir tesoros en la Tierra, sino en el cielo” (Mateo 6: 19-34) y tácitamente le entregan todo el control de la acumulación de capital a la Iglesia y a los hebreos, desarrollando estos últimos la banca.

Con el devenir del tiempo la Iglesia pierde poder político y económico, tan así que Pío XI se ve en la necesidad de negociar con Mussolini para quedarse como domicilio con el Vaticano, amén de que le dio bastante dinero el Duce al Papa, y los judíos consolidan el control del capital mundial, cuya sede está en gringolandia.

TODA LA RAZÓN A PACO ¡EL MUNDO ENTERO ESTÁ INMERSO EN TAL COCHINERO!

Y de ahí vienen ahora los actuales trancazos en que nos vemos inmersos, porque los dueños del capital centralizado en gringolandia urgen por tener más y los otros competidores por no dejarse absorber. Estos podrían ser China y Rusia, el chiquitaje (los del Tercer Mundo –Francia, Japón e Inglaterra están sujetos al modelo gringo y la Alemania de Merkel se está independizando a pasos agigantados. Al locochón de Corea del Norte lo controla Pekín y en menor medida Moscú) anda a la deriva o bajo el control gringo. Y en tanto los del gran capital “acuerdan” como seguir explotando las riquezas del planeta, el “modelo obsoleto de desarrollo” sigue imparable y con ello la degradación del planeta y el enfrentamiento entre naciones, que con la jalada de Trump de querer convertir a Jerusalén en la capital de Israel, cuando que en esa ciudad también están ¡Desde siglos ha!, islamitas y cristianos, la cosa promete ponerse al rojo vivo.

Y en este juego de intereses, la miseria crece en un porcentaje alarmante en la humanidad entera, generando esto más presión en los conflictos. Y tal como sucediera en el inicio de la I Guerra Mundial, sólo falta un pendejo o temerario que venga con un alfiler a pinchar el globo a punto de explotar y ¡Se arma la grande!

AHÍ SIGUEN JUDÍOS Y ÁRABES ¡LOS DEMÁS SON HISTORIA!

Siempre he mantenido una gran curiosidad por el pueblo hebreo y me he chutado algunos libros al respecto del judaísmo y su interesantísima evolución, como también de la Roma antigua. Y vean ustedes cómo todos, absolutamente todos los imperios, desde Alejandro Magno a la fecha, pasando por Roma, Turquía, Inglaterra, los cruzados, etc., que han dominado esta parte del mundo son ahora meras referencias históricas, pero los judíos y los árabes perduran, ambos, más fuertes que nunca. Así que ¡Aguas! Ojalá y se tarde un tanto más el que vaya a sacar el alfiler.

HASTA EL DISCÍPULO AMADO DEJÓ SU COMENTARIO

¡Y el discípulo amado de Jesús, Juan! ¡Hasta señala el lugar de la batalla final: en Armagedón! (Apocalipsis 16: 16).

http://losbuenosdias.blospot.com
correo:[email protected]

 

- US -