Zumby Pixel

¡Feliz año 2018!

Y siendo reiterativo, el mismo Papa en su pasado discurso orbi et orbi se animó a hablar de lo mal que estamos y de los vientos de guerra que soplan en todo el mundo.

Publicado 30 diciembre 2017 el 30 de Diciembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

No me cabe la menor duda de que el año que empieza mañana apenas den las doce de la noche es el que viene cargado de los mejores deseos por parte de la población mundial, porque precisamente, la gran mayoría de la gente ve el 2018 casi en calidad de apocalíptico, todos precisamente por eso deseamos sea el mejor de lo mejor.

NADIE VATICINA NADA BUENO

No estoy de pesimista, no, pues he leído varias notas del día de ayer, comenzando por la de mi cuate Catón y veo él también, tan positivo y agradable que es, ve que el 2018 pinta peor que Luis Cuevas, Dalí y Picasso juntos, hasta ha hecho mención al dicho mexicano de las abuelitas, que: “Años pares, años de males; años nones, años de dones”. Y el 2018 es año par.

Y siendo reiterativo, el mismo Papa en su pasado discurso orbi et orbi se animó a hablar de lo mal que estamos y de los vientos de guerra que soplan en todo el mundo. Cuando que él debería ser uno de los más positivos seres humanos en función al liderazgo espiritual que sustenta y ostenta.

¡PASU MECHA! Y EN MÉXICO CON ELECCIONES

Y para nosotros los mexicas la cosa viene de peor para abajo en función a que nos vamos a chutar ¡Seis meses de campañas electorales!, en donde cabe decir ¡Todos los candidatos son de dar miedo! Antes decíamos y hablábamos del “menos peor”, pero hoy, ante la auténtica debacle de los últimos tres Presidentes estamos listos como para cambiarnos de planeta ¿A poco no? ¡Y con lo que se avecina! ¡Dios mío y Jesús mío! Y además de los discursos repetitivos hasta la saciedad, con los mismos clichés, los mismos eslogans, nos tenemos que aventar toda esa absurda guerra de lodo en donde el contrario trata de probar que los otros contendientes son de lo peor para abajo, cuando que a pesar de que todos están dispuestos arrojar la primera piedra, todos, absolutamente todos carecen de la más elemental moral para llevar tal acción a cabo.

ALGO ESPELUZNANTE

¿Cómo decirles a los candidatos que los ciudadanos estamos hartos de tanta basura, de tanta  demagogia en la que ni ellos, los candidatos, se la creen? Estamos urgidos de políticos mediadores, conciliadores, con la capacidad necesaria para combatir los flagelos que nos están aniquilando en todo sentido y lo cual ha cambiado a nuestro querido México para absoluto mal, nada para bien.

Por lo tanto, podrán ustedes darse cuenta de que no estoy deprimido, no, solamente en el mismo tono de ánimo en que está el 99 por ciento del resto de la ciudadanía en el país que ya no sabemos ni para donde jalar.

De ahí también que me afane en desearles lo mejor para este año venidero, pero, por más que le hago para tratar de parecer seguro en mi decir no encuentro la forma, pues creo estar ante aquel dilema que en una ocasión se encontraba Mafalda por aquellos idos años 70s del siglo pasado, cuando de pronto se cayeron las estructuras que su generación quería derribar y dijo: “Lo malo no es que caigan las estructuras, sino qué hacer con los escombros”.

Pero, si habiendo sido este año, un año non y tuvimos tantos desastre en México, tanto naturales como por los causados por la desastrosa y mal llamada política ¿Quién sabe lo que nos espera en el que mañana inicia? ¡Siendo además un año par!

CERO CRÉDITOS

Por lo pronto, tengan cuidado en todo, sin olvidar los gastos, no realicen ninguno de carácter superfluo, o sea, innecesario. Como tampoco se avienten como el buen Borras a adquirir créditos y ¡Menos con tarjetas!, en estas los intereses están que queman. No se dejen vencer por la tentación de gastar por gastar y por consumir compulsivamente. Y, esperar tiempos mejores.

En serio, viene el 2018 lleno de cargas feas, comenzando por las campañas electorales. Por lo que ahora sí, la ciudadanía debe de pensar y repensar el voto, pues no olviden ahora ya no tenemos ni la opción del menos peor, todos están por la calle de la amargura. Pero eso sí, no dejen de salir a votar, ejerzan el voto y tomen lo que les regalen pero voten de manera analizada.

MAÑANA ME REPONGO

No obstante lo anterior, mañana espero mejorar el humor con los chistes, en donde va una tanda de albures que me mandaron, que están de doctorado.

 

- US -