Zumby Pixel

¡FELIZ 2018!

A escasas horas de que mi salud, mi peso corporal, mi suerte en el amor, así como mi economía dependan de un calzón ¡¡¡Que pinchis nervios!!!

Publicado 31 diciembre 2017 el 31 de Diciembre de 2017

por

A escasas horas de que mi salud, mi peso corporal, mi suerte en el amor, así como mi economía dependan de un calzón ¡¡¡Que pinchis nervios!!!


AVISO A TODA LA POBLACIÓN
El simulacro anual de Paz y Amor llega a su finalización el día de mañana, apenas a unos minutos después de las doce de la noche del día de hoy, por lo que pueden volver a ser los mismos de siempre en ese momento.
EL BUEN AMIGO
Un tipo invitó, sin previo aviso, a su mejor amigo a cenar a su casa. Cuando llegaron la esposa comenzó a gritarle a su esposo y el amigo sorprendido y asustado, escucha: “¡No tengo arreglado el cabello, ni mis uñas y estoy sin maquillaje! ¡La casa está hecha un asco, las ollas sucias y ni siquiera compré la despensa! ¡Carajo! Ya estoy en piyama para acostarme, tengo el síndrome premenstrual y yo no voy a cocinar a esta hora ¡Ni madre! ¿Por qué “ingaos” lo invitaste a casa justo esta noche, cabrón?”. El marido, sin inmutarse, de manera cortés le responde a su amantísima esposa: “Es que está pensando en casarse y lo traje para que vea como es el matrimonio ¡¡¡Y porque ningún pinche amigo hizo esto por mí!!!”.
POR AQUELLO DE LAS BUENAS INTENCIONES
Un amigo le pregunta a otro: “Así que fuiste al doctor para que te quitara las ganas de tomar”. El amigo, sosteniendo un bote de cerveza le responde: “Sí”. Y el amigo le dice: “Pero ¿Qué pasó? Si estás tomando ahora mismo”. Y el amigo replica: “Sí, pero sin ganas”.
UNA DIETA EFICAZ
Una amiga cuenta que está aplicándose ahora a la dieta de la fe, se mantiene comiendo de todo y esperando un milagro.
UNA PAREJA DE BORRACHINES JUGABAN A LOS ALBURES
Y de pronto uno le dice al otro: “¿Te parecen bien las adivinanzas de a quinientos pesos?”. Y el otro responde: “¿De a quinientos pesos? Sí, pero con una condición, que sea de pájaros”. El otro agrega: “¡Juega!”, el otro se le queda mirando feo y el primero agrega conciliatorio: “La adivinanza”. Y arrancan los albures: “¿Cuál es el pájaro mago?”. El aludid se da por vencido y le responde el otro: “El que te encanta”. El vencido pregunta: “¿Cuál es el pájaro más amable?”. El otro no sabe y le responden: “El que se para para que te sientes”. En tono conciliatorio uno de ellos propone ahora se vayan al tema de las apariencias y uno pregunta: “En que se parece Puebla a un panteón”. Pregunta el otro: “¿En que se parece?” y le responden: “En que en Puebla hay camotes”, el otro, sin reflexionar pregunta: “¿Y el panteón?”. Le responden: “Te entierran”. El derrotado expresa: “Ya que andamos por Puebla ¿Cuál es el platillo típico de Puebla?”, el otro responde: “El camote”. Siendo corregido de inmediato, pues le aclaran: “No, su mole” (aquí dejo la sesión de albures, porque quedan como cuatro, pero están muy, pero muy pelados -sin albur-).
EN PLAN SERIO
Que este año que arranca al rato nos sea leve a todos, pues se mira canijo y medio. Pero, ahí les va una reflexión del budismo Sen, que tiene que ver mucho con la meditación: “Las cosas que cargo son mis pensamientos. Son mi único peso. Mis pensamientos determinan si soy libre y ligero o pesado y agobiado”. Por lo tanto, no caería mal aprender a meditar. Es sencillo, no requiere de técnica complicada alguna.

 

US - US -