Zumby Pixel

¡Arranca diciembre y concluye el 2017!

Pero, lo peor de este asunto es que el 2018 no se mira en lo absoluto nada halagüeño, sino todo lo contrario. En serio.

Publicado Hace 11 días el 01 de Diciembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

En mis casi 64 abriles (no olviden los cumplo el próximo 10 de febrero) jamás había visto tanto desbarajuste en el mundo y en México, en serio. Una cosa dirá la propaganda e historia oficial, pero para quienes hemos vivido a más de sesenta años ¡Todo está de meritita locura! Y pareciera nadie toma en cuenta tales circunstancias en tanto les esté yendo “bien” a ellos, los originadores de la locura.

SI EL 2017 ESTUVO FEO, EL 2018 VIENE ESPANTOSO

Pero, lo peor de este asunto es que el 2018 no se mira en lo absoluto nada halagüeño, sino todo lo contrario. En serio. No estoy de negativo, pero, si ahora vemos que el país está casi en crecimiento cero y que incluso los datos oficiales muestran que los empleos de los que tanto se presume su creación y existencia, son empleos de salario mínimo, o sea, no sirven en lo absoluto para remediar nada. Y si consideramos el año entrante vamos a entrar en elecciones porque exactamente en un año se estarán cambiando los titulares de los poderes (el del Congreso de la Unión sería el 1 de septiembre) por lo que en el 2018, salvo las elecciones, no se hará ninguna otra cosa importante en el país. Porque precisamente los que se van, ya no tienen el interés (nunca lo tuvieron) en el crecimiento del país y están viendo qué es lo que queda para llevarse, ergo, el mexicanísimo “año de Hidalgo, y los que entren dentro de un año, apenas van a estar aprendiendo a ver cómo se hacen las cosas y viendo además que se hace con el presupuesto para el 2019, pues incuestionablemente no les van a dejar ni un peso partido por la mitad. Y en base a estos supuestos, no va a ver nada que hacer ni para donde hacer crecer al país o sea, vamos a caer en algo “pior” de lo que ya estamos. Independientemente de que se comenzará a agudizar todavía más la crisis en la que en todos los órdenes los mexicanos estamos viviendo hoy por hoy.

SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS

Así qué ¡Aguas! No se crean nada de que el 2018 va a ser el mejor año de nuestra vida. Se hace necesario entonces guardar lo que podamos para hacer frente a más crisis que se nos avecina el año entrante. Si pueden guarden algo de su aguinaldo, no lo vayan a gastar en pitos y flautas, pues la cosa viene pesada, en serio. Si tuviésemos la fortuna de tener un líder del calibre del que tuvieron los ingleses durante la Segunda Guerra Mundial, como lo fuera Winston Churchill, nos diría que lo único que nos prometía a los mexicanos sería: “Sangre, sudor y lágrimas”. Pues en cuanto Churchill sube al poder, lo logra ante el panorama de que debía hacer frente a Hitler y a una Alemania fuerte y armada hasta los dientes, en cambio, Inglaterra no tenía ni de chiste la fuerza bélica de los nazis, y como él, Churchill, sabía que el enfrentamiento con los nazis era inevitable, de ahí saco la frase esa (que para hacer frases y además muy buenas, para eso se pintaba solo Sir Winston) y eso fue lo que les dijo a los británicos que les prometía. Y así fue, pero, claro, el esfuerzo y sacrificio fue parejo, nadie tuvo privilegios ni nadie aprovechó para hacerse de un billete comerciando con los alemanes u organizando algún mercado ilegal de víveres ¡Para nada! Todos los ingleses sangraron, sudaron y lloraron ¡Hasta la familia real! El rey Jorge VI se la pasó dando discursos y apoyado al pueblo y no se fue de Londres, al igual que su esposa, la reina Isabel Bowes. Todos le entraron a los fregadazos ¡Nada de andarle haciendo al ensarapado!

Pero en fin, ahí se los dejo de tarea para este mes y año que finaliza en 30 días.

LUEGO NO DIGAN QUE NO SE LOS DIJE

Así que cuiden con extremo cuidado lo mucho o poco que tengan ¡Va a ser falta!, de eso no les quepa la menor duda. Se nos viene un año realmente de “transición”. No lo echen en saco roto. La austeridad debe de ser al máximo y mejor guarden o cancelen sus tarjetas de crédito para que no tengan tentación alguna, pues ahí está el crédito más caro de todos.

 

- US -