Zumby Pixel

Sin acuerdos importantes termina la Cumbre de la OMC

La UE, EE UU y Japón unen fuerzas contra China

Publicado Hace 9 horas el 15 de Diciembre de 2017

por

Dr. Armando Rojano Uscanga

Estados Unidos y China son los villanos del comercio mundial. El primero por las ideas proteccionistas de su Presidente Donald Trump, y la segunda por sus prácticas desleales. Las críticas de Estados Unidos a la Organización Mundial de Comercio (OMC) hicieron peligrar su undécima cumbre ministerial, que tiene lugar en Buenos Aires hasta el próximo 13 de diciembre. El inicio de la sesión plenaria, el lunes pasado, estuvo protagonizada por el choque entre la postura proteccionista del Gobierno de Donald Trump y la decidida defensa de la globalización y el libre comercio realizada por el gigante asiático, secundada por gran parte de los 164 países participantes. La mayoría apostó por mantener el rol de la OMC como árbitro del comercio mundial ante los intentos de Trump por debilitar la multilateralidad.

La férrea defensa que China hizo del libre comercio y la globalización en la reunión ministerial de la OMC no ha convencido a las grandes economías del mundo. En un inédito esfuerzo de cooperación comercial, la administración de Donald Trump ha sumado fuerzas con la Unión Europea y Japón para enfrentar lo que considera excesos comerciales de China. El texto, suscrito en el marco de la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se celebró en Buenos Aires, apunta a temas más sensibles. El documento denuncia como anomalías que deben ser corregidas el “severo exceso de capacidad en sectores clave”, “las condiciones competitivas injustas a causa de subsidios que distorsionan el mercado” y las intervenciones distorsivas de grandes empresas estatales. El acuerdo menciona también como un problema a resolver “las transferencias tecnológicas forzadas”. Las partes se cuidaron de nombrar a China, pero el listado de reclamos describe en detalle las principales demandas que los firmantes del documento realizan a Pekín.

EE UU nunca ocultó su malestar con las políticas comerciales chinas que considera desleales. Lo dejó bien claro durante su discurso ante los delegados de 164 países reunidos en Argentina: es necesario revisar la condición de país en desarrollo, un estatus que permite a grandes economías como China e India un trato preferencial, y analizar el impacto que tienen en el mercado mundial la competencia contra grandes empresas financiadas con dinero público. También pidió a la OMC que haga más con la sobrecapacidad crónica de algunas economías –no nombró a China- un fenómeno que plancha los precios de materias primas.

 

- US -