Zumby Pixel

MAL TERMINA LA ECONOMÍA EN 2017

La inflación más alta en 16 años

Publicado 17 diciembre 2017 el 17 de Diciembre de 2017

por

La inflación más alta en 16 años


 
Dr. Armando Rojano Uscanga
 
A un par de semanas de que termine el año 2017 ya podemos anticipar que fue un mal año para nuestra economía y que el próximo, en que tendemos elecciones inéditas, seguirá la misma tendencia, pues hay parámetros negativos que no se está haciendo nada por frenarlos, como la inflación que se acerca peligrosamente al 7% y todavía nos falta la cuesta de enero, los efectos de la liberación del precio de la gasolina y los resultados de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Atrás quedó el objetivo del Banco de México de una inflación del 3.0% con un margen de flexibilidad de un punto porcentual hacia arriba o hacia abajo, pero todo cambió a partir del “gasolinazo”, el alza de los precios de los combustibles que se dio el 1 de enero de 2017, de cerca de un 20%, que hizo subir los precios de los productos y servicios de manera generalizada. Eso aunado a la depreciación que ha sufrido del peso frente al dólar por la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, ha disparado la inflación por arriba del 6.0%, la más alta en 16 años.

La tasa líder, de Cetes a 28 días, subió el martes pasado a 7.19 % fuera de todos los objetivos del banco central que entre 2010 y mediados de 2014, se ocupó de bajarla gradualmente para estimular la economía, permitiendo que se consumiera a un menor costo, dado que el crecimiento de económico estaba estancado (el PIB pasó de crecer un 5.5% en 2010 a un 1.4% en 2013). Estados Unidos conserva tasas de interés cercanas a cero, una política monetaria implementada tras la crisis financiera y con el mismo objetivo de estimular la economía. La diferencia entre la tasa estadounidense y la mexicana permitía que invertir y traer capitales al sur del Río Bravo aún fuera más atractivo que llevarlos al vecino país del norte. En estos momentos en el Norte se manejan tasas un poco mayores al 1%.

Y las reservas internacionales, las divisas y el oro que custodia el Banco de México, que en 2015 alcanzaron máximos históricos de más de 195,000 millones de dólares, pero la incertidumbre en la elección presidencial de Estados Unidos hizo que la moneda nacional fuera perdiendo valor frente al dólar y el banco central se vio obligado a inyectar dólares al mercado para que la depreciación del peso no fuera mayor. En los días posteriores a la victoria de Trump el peso tocó los 21.05 por dólar al mayoreo y en las fechas cercanas a su toma de posesión escaló hasta los 22. Eso deterioró las reservas que en estos momentos andan en 172,000 millones de dólares.

- US -