Zumby Pixel

La UE contra modelo de negocios de plataformas Online

El criterio fijado por Bruselas obligaría a Uber a cambiar el sistema bajo el que opera en los distintos países de la UE dónde está inscrita y adaptarse a las distintas legislaciones, pidiendo licencias de transporte y observando las normas del sector a nivel estatal, regional y local.

Publicado 21 diciembre 2017 el 21 de Diciembre de 2017

por

Pasada la sorpresa descubren sus irregularidades

Dr. Armando Rojano Uscanga

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) mostró su decisión de acabar con el “modelo de negocio de las plataformas online”, al dictaminar que Uber es “una empresa de transporte” y no una compañía que presta servicios propios de la “sociedad de la información”, como alega la firma estadounidense. “Debe considerarse que este servicio de intermediación forma parte integrante de un servicio global cuyo elemento principal es el transporte y por lo tanto no responde a la calificación de servicio de la sociedad de la información”, señaló el Tribunal. El criterio fijado por Bruselas obligaría a Uber a cambiar el sistema bajo el que opera en los distintos países de la UE dónde está inscrita y adaptarse a las distintas legislaciones, pidiendo licencias de transporte y observando las normas del sector a nivel estatal, regional y local.

Esto podría extenderse a otras plataformas como Airbnb, Cabify, Deliveroo o Glovo, agentes activos en sus respectivos sectores, que no se limitan a intermediar entre los proveedores del servicio y los consumidores, sino que han creado un servicio que debe estar regulado por las leyes de cada país. . Así, estas plataformas, que están registradas como empresas de marketing o de comercio online, tendrán que someterse a la legislación de los sectores en los que operan convirtiéndose en agencia de viaje en el caso de Airbnb o en empresas de reparto de paquetería en el de Deliveroo o Glovo. “La sentencia establece un principio de aplicación a todas las plataformas de intermediación que actualmente se limitan a cobrar comisiones y no invierten ni contratan personal, ya que operan con autónomos”.

El TJUE sostiene que  Uber System Spain no es un simple intermediario que pone en contacto a conductores y usuarios. Para la justicia europea, el papel de la firma estadounidense va mucho más allá ya que “crea al mismo tiempo la oferta y la demanda” (sin la aplicación los conductores no pueden prestar este tipo de servicios ni los pasajeros solicitarlos) y “ejerce una influencia decisiva sobre las condiciones de las prestaciones efectuadas por estos conductores”. En concreto, la plataforma establece “el precio máximo de la carrera”, de la que luego cobrará su comisión; “ejerce cierto control sobre la calidad de los vehículos y el comportamiento de los conductores”, lo que puede entrañar la expulsión de estos.

 

US - US -