Zumby Pixel

Genera incertidumbre la Reforma Fiscal de Trump

Eso está ocurriendo con la reforma fiscal en Estados Unidos, donde los senadores y congresistas republicanos dieron a DonaldTrump, su primera victoria legislativa, con la más importante desde la de Ronald Reagan en 1986.  

Publicado Hace 8 días el 08 de Diciembre de 2017

por

Soslayaron sus repercusiones

Dr. Armando Rojano Uscanga

Todos los mandatarios quisieran hacer reformas fiscales profundas, que aumenten la recaudación, reduzcan la desigualdad y hagan crecer a su país. Pero topan con los intereses creados que se niegan a ceder espacios.  Eso está ocurriendo con la reforma fiscal en Estados Unidos, donde los senadores y congresistas republicanos dieron a DonaldTrump, su primera victoria legislativa, con la más importante desde la de Ronald Reagan en 1986.

Es indudable la gran aceptación de que el impuesto de sociedades se rebajase del 35% actual al 20%, pero la rebaja llegaría hasta 2019. Se ha propuesto incluir un impuesto mínimo global del 10% para la mayor parte de compañías, así las multinacionales que paguen menos de un 10% en impuestos en jurisdicciones fiscales extranjeras tendrán que abonar la diferencia al fisco de Estados Unidos, frenando así el atractivo de paraísos fiscales o países como Irlanda y Luxemburgo.
Además, se mantiene el Impuesto Mínimo Alternativo (AMT) del 20%, que abriría una brecha de 40.000 millones de dólares en la próxima década si desapareciera.

Ese gravamen implica un método paralelo para las compañías estadounidenses a la hora de tributar y está diseñado para limitar las probabilidades de las empresas de reducir su fiscalización a través de deducciones e incentivos impositivos, como los destinados a investigación y desarrollo, especialmente populares entre las grandes tecnológicas. Las entidades deben calcular su tributación empleando ambos modelos y pagar el que cuente con un gravamen más alto.

El mayor objetivo de esta reforma es fiscalizar parte de los casi 2,5 billones de dólares en beneficios que las multinacionales estadounidenses, especialmente las grandes tecnológicas como Apple, Alphabet o Microsoft, mantienen fuera del alcance de su gobierno. El plan de la Cámara de Representantes promulga un gravamen estimado para la repatriación de beneficios en el extranjero del 14% para el efectivo y otros activos equivalentes y del 7 para las ganancias reinvertidas durante un período de ocho años.

La incertidumbre es mayor para las energías renovables, puesto que afecta a las exenciones fiscales empleadas para promocionarlas. Las empresas cotizadas lo sufren en bolsa y la industria se moviliza para influir en el texto legal definitivo y evitar un impacto que ya cuantifican en una pérdida de inversión de 50.000 millones de dólares anuales.

 

US - US -