Zumby Pixel

Avanza el FME con estabilizadores fiscales

El paquete sobre el futuro de la Unión Económica y Monetaria (UEM) es la contribución de Bruselas al debate sobre cómo reforzar la Eurozona de cara a la próxima crisis...

Publicado Hace 5 días el 07 de Diciembre de 2017

por

Solución continental que vuelve obsoleto al FMI

Dr. Armando Rojano Uscanga

La Comisión Europea quiere reforzar la Eurozona en los próximos años, y pide convertir el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en un Fondo Monetario Europeo, creando instrumentos presupuestarios para futuras crisis, con un ministro de Economía europeo. El paquete sobre el futuro de la Unión Económica y Monetaria (UEM) es la contribución de Bruselas al debate sobre cómo reforzar la Eurozona de cara a la próxima crisis, ahora que deja atrás una década de recesión, y aboga por medidas de corte integrador.

Lo primero es convertir el MEDE, actual fondo de rescate de la Eurozona responsable de los programas de ayuda a Grecia, Irlanda, Portugal, Chipre y la banca española, en un Fondo Monetario Europeo (FME). Reforzarían su papel en la gestión de los futuros rescates, trabajando junto al Ejecutivo comunitario y hacerle responsable del “cortafuegos” para el Fondo Único de Resolución, un instrumento que financia, como último recurso, las resoluciones bancarias, que se  nutre de contribuciones de entidades financieras y en 2023 tendría 55.000 millones de euros. Pero necesitan un “cortafuegos” común, con fondos aportados por los Estados, que deben ser reembolsados después por la banca y que se usaría si hay quiebras seguidas o alguna tan costosa que rebase los 55.000 millones.

La Comisión propone mantener la capacidad de préstamo del futuro FME en 500.000 millones de euros ampliables, pero que deje de ser un órgano intergubernamental donde toda decisión depende de los Estados y pase a ser comunitario, regulado en los Tratados europeos y sujeto al escrutinio de la Eurocámara. La Comisión propone crear un “instrumento de estabilización fiscal” al que puedan acudir los países golpeados por una crisis cuando sus recursos nacionales no sean suficientes, evitando así que los problemas en un socio puedan arrastrar a toda la Eurozona. Bruselas aboga por que sea un instrumento para proteger la inversión pública, y que ofrezca préstamos o avales con fondos del presupuesto comunitario o a través del futuro FME a los Estados en problemas.

La CE hará una propuesta legislativa en mayo de 2018, en el marco del presupuesto plurianual para el periodo 2021-2027, y espera sea aprobada a mediados de 2019.

Propondrá también un mecanismo para impulsar las reformas en los países y otro para facilitar la adhesión de nuevos miembros al euro. El Ejecutivo comunitario pide crear un ministro de Economía y Finanzas para toda la UE que fusione los cargos de comisario y presidente del Eurogrupo, Las propuestas serán discutidas  en una cumbre el 15 de diciembre, y el objetivo es que a mediados de 2018 presenten una “hoja de ruta”  para avanzar en los próximos años.

 

- US -