Zumby Pixel

Resbalones más memorables de los políticos mexicanos (FOTOS)

Los personajes públicos están constantemente en el ojo del huracán y los políticos mexicanos se exponen y enfrentan complicaciones mayores al ofrecer discursos ante simpatizantes y detractores.

Publicado 27 diciembre 2017 el 27 de Diciembre de 2017

por

  • Algunos políticos han sido señalados por pronunciar mal algunas palabras o cambiar nombres al ofrecer discursos

Los personajes públicos están constantemente en el ojo del huracán y los políticos mexicanos se exponen y enfrentan complicaciones mayores al ofrecer discursos ante simpatizantes y detractores.

Aquí te dejamos algunos de los errores más memorables de la clase política en México.

José Antonio Meade, precandidato a la Presidencia se equivocó al pronunciar el nombre del partido que lo postula Partido de la Revolucionario Institucional (PRI) y llamarlo “Partido de la Revolución”.

“Quiero pedirles hoy su apoyo, tengo noción, tengo esperanza de que me reciban ustedes con simpatía, que me acompañen y que me ayuden a que pueda registrarme como precandidato del Partido de la Revolución Institucional”, dijo Meade ante un público.

Recientemente Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, tuvo varios tropezones durante el discurso de declaratoria Presidencial Zonas Económicas Especiales, en donde incluyó frases que llamaron la atención.

“Durante la historia de México ha ‘abrido’ una gran brecha entre el sur y el norte de México”, dijo, sólo para equivocarse pocos segundos después asegurando que esta estrategia les devuelve el optimismo para delinear el nuevo rostro del “resarrollo”.

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México cambió el nombre de Iztapalapa por “Iztapalacra”, durante uno de sus primeros discursos como mandatario local, esta situación le valió las rechiflas de los asistentes por lo que se justificó diciendo que ya llevaba varios discursos y que estaba cansado.

En 2009, Elba Esther Gordillo, líder magisterial ofreció un atropellado discurso como parte de la celebración del Día del Maestro en el que le costó mucho trabajo pronunciar “epidemiológico”, a pesar de que se notaba que estaba leyendo.

Pero lo más memorable fue cuando cambió el nombre del virus Influenza H1N1 por “Influencia NHLN”.

En 2010, el entonces presidente de la República, Vicente Fox Quesada, cambió el nombre del poeta argentino Jorge Luis Borges por “José Luis Borgues”, al participar en el Congreso de la Lengua Española.

 

 

- US -