Zumby Pixel

El corazón de Miguel no aguantó viaje a la CDMX, por eso su madre envolvió su cuerpo en bolsas y cobijas

El día de ayer se conoció la historia de Silvia y su pequeño hijo Miguel Ángel de tan solo 3 años de edad que murió víctima de un mal cardíaco y que debido a falta de recursos planeaba llevar su cuerpo envuelto en bolsas en autobús a Puebla.

Publicado Hace 6 días el 05 de Diciembre de 2017

por

El día de ayer se conoció la historia de Silvia y su pequeño hijo Miguel Ángel de tan solo 3 años de edad que murió víctima de un mal cardíaco y que debido a falta de recursos planeaba llevar su cuerpo envuelto en bolsas en autobús a Puebla.

El Dictamen

La madrugada del domingo, la señora Silvia buscó ayuda pues su hijo de 3 años se agravó debido al mal cardiaco que padecía desde que nació, la mujer y su pareja Alfonso Refugio decidieron viajar del municipio de Acambay a la CDMX a fin de que el niño fuera atendido por un médico, sin embargo, el pequeño corazón de Miguel no soportó más y dejó de latir.

Los padres del menor, campesinos que viven en el municipio de Acambay,Estado de México entonces decidieron regresar para sepultar a su hijo.

Te recomendamos: El niño que envolvieron en sábanas y bolsas en la TAPO, murió por infarto y ataque epiléptico

A pesar de su dolor, la madre envolvió a su pequeño en cobijas y plásticos y esperó dentro de la Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO) para abordar un camión de regreso a casa.

Fue en ese momento que personal de la central de autobuses se percató de que algo extraño ocurría, al llegar elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y platicar con la mujer, esta les contó lo que pasó.

La madre y el menor sin vida, fueron trasladados al Ministerio Público para determinar la situación legal y hacer las pruebas correspondientes al menor.

Te puede interesar: Madre envuelve a su hijo muerto en bolsas y cobijas, esperando el autobús en la TAPO

Fue así como se determinó que Miguel Ángel falleció de causas naturales, por el problema cardiaco que lo aquejaba.

Personal de la Procuraduría capitalina ayudó a la señora Silvia a realizar una serie de trámites para poder llevarse a su hijo a su lugar de origen.

- US -